Tarifa de luz de discriminación horaria, ideal para ahorrar

Tarifa de luz de discriminación horaria, ideal para ahorrar

La factura de la luz suele dar pocas alegrías y sí varios sustos. Las casas están llenas de aparatos eléctricos, que necesitan consumir electricidad aunque no seamos conscientes de ello. Casi todo depende de la electricidad para cumplir con su función y es absolutamente necesario que lo tengamos conectado.

Por eso hay que vigilar el consumo y desconectar todos los electrodomésticos cuando no se utilizan. Esto hará que, sin darnos cuenta, disminuya la factura mensual del suministro eléctrico. Además de esta buena costumbre, también podemos hacer otra cosa: contratar de una tarifa con discriminación horaria.

Trucos para ahorrar electricidad

Podemos hacer bajar el pago mensual en la factura de la luz con unos sencillos gestos. Primero, hay que recordar que lo que más ahorra es no consumir. Así que podemos hacer caso a algo que los padres y madres dicen desde hace décadas: hay que apagar la luz en las habitaciones donde no hay nadie.

Da igual que sean bombillas LED, que consumen poco, o tubos fluorescentes como los que se usan en la cocina. Si no hay nadie en la estancia, se apagan las luces. Puede ser que el consumo sea mínimo, pero si se suma todo lo que ahorramos, puede convertirse en una suma considerable.

Los aparatos eléctricos como la televisión y otros electrodomésticos se mantienen en un estado de stand by. Esto quiere decir que aunque no funciona, continúan consumiendo energía. Lo mejor es desconectarlo del todo para evitar ese consumo fantasma. Algo que incrementa el gasto mensual considerablemente.

En cuanto a los cargadores, aunque los más actuales se desconectan en cuanto la batería del dispositivo está cargado, es mejor utilizarlos por la noche, cuando la electricidad es más barata. Al igual que poner la lavadora, el lavavajillas y otros electrodomésticos que consumen mucha electricidad.

Y con estos cambios, es importante tener en cuenta la tarifa con discriminación horaria. Con ella, el consumo nocturno cuesta mucho menos de lo habitual. Por contra, el consumo en horario diurno es más caro. Pero este tipo de tarifas están pensados para quien está fuera de casa por el día y vuelve por la noche.

Tarifas con discriminación horaria

Personas que trabajan todo el día y que vuelven a casa después del trabajo. Y es entonces cuando ponen la lavadora, el lavavajillas, ven la televisión o se conectan a internet con el ordenador. Por eso, esta tarifa consigue que se ahorre de forma considerable en la factura mensual.

Es mejor pagar mucho menos cuando se está utilizando la electricidad, por la noche, y ahorrar dinero porque durante el horario diurno no está consumiendo energía. De esta manera, con el mismo uso se pagará sustancialmente menos en la factura. Una posibilidad que no hay que dejar de tener en cuenta para ahorrar bastante cada mes.

Para otras personas no serviría de la misma manera, a no ser que cambien la manera de utilizar los electrodomésticos que más consumen y hacerlo en horario nocturno. Una idea que también puede resultar muy atractiva para olvidarse de facturas de la luz abultadas y poder ahorrar también, aunque no su forma habitual de uso en la actualidad.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *