El colegio Sagrada Familia amplía sus instalaciones y prepara los cimientos para levantar un nuevo aulario en el futuro

El colegio Sagrada Familia amplía sus instalaciones y prepara los cimientos para levantar un nuevo aulario en el futuro

En septiembre de 1949 llegaba a Utrera la primera comunidad de la Sagrada Familia de Urgel, estableciéndose en la localidad y poniendo en marcha el colegio que existe en la calle Virgen de Consolación. Tras diversas ampliaciones, el recinto se ha ido configurando con el paso de los años, hasta ocupar una importante superficie en el centro de la ciudad.

Este proyecto educativo ha dado ahora un paso más, al haber bendecido nuevos espacios que acaban de sumarse al centro. Fue en un acto en el que estuvieron representantes de su comunidad educativa. La superiora de la comunidad religiosa, Isabel Albillos, hizo un repaso por las «muchas aventuras» vividas para lograr transformar este colegio, que acaba de sumar una ampliación en su patio. En concreto, se sitúa sobre los terrenos donde se ubicaban un huerto escolar, un limonero y otra parcela adyacente. Además, la construcción de esas pistas deportivas ha traído consigo también la colocación de los cimientos necesarios para levantar un nuevo aulario en el futuro. También explicó que se han reestructurado los aseos que se encuentran situados junto al patio, y que actualmente está construyéndose una nueva nave deportiva.

En la inauguración de las instalaciones estuvo presente la madre general de la Sagrada Familia, Laura Garione, que es la máxima representante de esta congregación a nivel mundial. Ella dijo que «el patio es juego, es amistad, es comienzo y final de una jornada llena de vida, es celebración y es oración, como yo misma he podido ver. Pero, sobre todo, es encuentro, y ninguna pandemia ha impedido que en la familia janeriana este encuentro continúe vivo».

El párroco de Santa María de la Mesa, Joaquín Reina, fue el encargado de bendecir el nuevo espacio, al tiempo que recordó que este centro educativo «empezó siendo pequeño, pero ha ido ampliándose gracias al tesón de todas las personas que han pasado por esta Casa».

Como representantes de la comunidad educativa, también tomaron la palabra Ana Gaviño, que trabaja como profesora; y la pequeña Isabel, una alumna del colegio. Por su parte, la concejala de Educación, Violeta Fernández, felicitó a los miembros de la Sagrada Familia por la «valentía» al desarrollar un proyecto de estas características en el casco histórico, con las complejidades que eso trae; puso en valor los 250 metros cuadrados de patio que incorpora el centro; y defendió la apuesta del Ayuntamiento por la educación.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *