La exposición sobre Consolación reabre sus puertas al mejorar los datos sobre la evolución de la pandemia

La exposición sobre Consolación reabre sus puertas al mejorar los datos sobre la evolución de la pandemia

Tras más de un mes con las puertas cerradas, la exposición dedicada al quinto centenario de la primitiva ermita de Consolación vuelve a recibir a visitantes desde este martes. La mejora de la situación sanitaria ha llevado a que dicha muestra pueda ser contemplada nuevamente.

Hasta el Domingo de Resurrección, 4 de abril, utreranos y foráneos pueden contemplar esta exposición bajo el título «El tesoro de la Virgen, donde habita el Consuelo». Se encuentra ubicada en sus dos sedes: la Casa Surga y el santuario de Consolación.

En el caso de la Casa Surga, está abierta de martes a domingos, de 11.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00 horas. Mientras, el santuario lo hace de lunes a viernes, de 8.00 a 13.00 y de 15.30 a 18.30 horas; y los sábados y domingos, de 9.00 a 14.00 y de 15.30 a 18.30 horas.

A lo largo de 12 estancias, en más de 1.000 metros cuadrados expositivos, puede conocerse lo que fue y lo que actualmente es el templo que preside la patrona de Utrera, al tiempo que se hace un repaso por los grandes acontecimientos que han marcado la vida de ese lugar y de la propia ciudad. El milagro de la lámpara de aceite, la donación del barquito de oro y cristal de roca –por parte de Rodrigo de Salinas- que cambia la estética de la Virgen, los miles de exvotos, las decenas de hermandades filiales que participaban en la romería y la prohibición por parte de Carlos III, las órdenes religiosas vinculadas a Consolación, la coronación canónica,… son algunos de los detalles que conforman esta muestra.

Además, hay un nutrido grupo de piezas que pueden verse de cerca, algunas de ellas especialmente destacadas, como la corona y el barquito de la Virgen, el templete de la coronación, algunos de los ternos y de las joyas más destacadas de la patrona, e incluso el famoso «lagarto de Consolación» que, por primera vez en su historia, ha salido del santuario, entre otras muchas otras.

Como segundo espacio de ese proyecto está el propio templo, donde se ha creado un rincón expositivo en la sala de los milagros –la conocida como «sala del lagarto»-. Y para llegar hasta allí puede pasarse por el histórico «camino» tantas veces ha sido recorrido por miles y miles de devotos, en el que están plasmados los nombres de las hermandades filiales que existieron.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *