La historia de Vicente Guerrero Primo, un utrerano más conocido como «Vicente el de las máquinas de coser»

La historia de Vicente Guerrero Primo, un utrerano más conocido como «Vicente el de las máquinas de coser»

El alma de las ciudades y su personalidad se construye día a día gracias a la aportación singular y única de muchos de sus habitantes. Personas que con su trabajo, su manera de ser, su honradez y su dedicación a los demás son capaces de crear una huella difícil de borrar. Vicente Guerrero Primo es uno de esos utreranos que todos los que lo conocen esbozan una amplia sonrisa al pensar en él, una persona trabajadora que tras más de cuatro décadas realizando todo tipo de ocupaciones profesionales ha alcanzado su jubilación.

Guerrero cursó estudios en los colegios de Los Salesianos y en el Rodrigo Caro, pero siendo aún muy niño, tal y como ocurría en muchas ocasiones por aquellos años, comenzó a trabajar con sólo 14 años recogiendo y llevando fórmulas en la farmacia ubicada en la calle Santa Clara con Don Francisco Giráldez, o colaborando en una tienda de electrodomésticos. Años en los que también conoció a Paqui, la que sería su esposa –casándose con ella en 1978- y con la que tendría tres hijos: Marina, Vicente y Joaquín.

La vida de este utrerano dio un paso importante cuando comenzó a trabajar en la empresa textil Germans, conocida en Utrera como «la fábrica de punto». Pero Vicente siempre ha sido una persona muy inquieta que no estaba hecha para descansar, que trabajaba incluso los domingos, por lo que siguió buscando una segunda actividad profesional con la que mejorar la calidad de vida de su familia.

Por ello, junto a su hermano mayor, Antonio Guerrero, inician un pequeño negocio en el que vendían y reparaban máquinas de coser y arreglaban todo tipo de electrodomésticos. Terminaría siendo una de las ocupaciones que más satisfacciones le han brindado a este utrerano, que continuaría posteriormente en compañía de su esposa y por el que ha sido conocido en Utrera durante muchos años como «Vicente el de las máquinas de coser», ya que era capaz de dar en la tecla a la hora de arreglar la gran parte de los problemas que presentan estas máquinas. Un negocio más que consolidado, en un oficio que Vicente aprendió gracias a profesores catalanes –con los que en la actualidad todavía mantiene una cariñosa relación- y que hoy en día es gestionado por su hijo Joaquín, quien ha heredado la pericia de su padre, cubriendo una demanda en el mercado que sigue existiendo, convirtiéndose en algo único en una sociedad que apuesta en demasiadas ocasiones por cambiar drásticamente aparatos en vez de por la reparación artesanal. Coincidiendo con el comienzo de 2021, Vicente se ha jubilado, pero al ser este oficio su auténtica pasión, a buen seguro que seguirá muy cerca de su hijo para echarle una mano cuando haga falta.

Corría el año 2006 cuando la «fábrica de punto» cerraba sus puertas, complicando el futuro de muchos utreranos que trabajaban en estas instalaciones. Vicente, lejos de venirse abajo, volvió a demostrar de la pasta con la que está hecho y se recicló profesionalmente, convirtiéndose cuando tenía 50 años en conductor de ambulancias. Su inicio en esta nueva profesión coincidió con un vuelco histórico en la atención sanitaria en Utrera con la apertura del Hospital de Alta Resolución, institución en la que Guerrero trabajó desde prácticamente sus inicios. Años en los que Vicente ha llevado en la ambulancia a muchos utreranos y que le han servido para convertirse también en «Vicente el de las ambulancias».

Los dos últimos años no han sido nada fáciles para este entrañable utrerano, que ha tenido que afrontar la pérdida de su compañera, ya que su mujer fallecía en mayo 2020 tras una larga lucha contra la enfermedad. Vicente estuvo con ella siempre, dedicando los dos últimos años a su cuidado de manera casi exclusiva.

Tal y como explican sus hijas, Vicente «es un hombre ejemplar, fantástico, bueno, honrado, trabajador, empático, luchador. Es capaz de sonreír y sacar una sonrisa en la peor de las situaciones, un padre educador en valores, un trabajador nato y un abuelo complaciente».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Un comentario en “La historia de Vicente Guerrero Primo, un utrerano más conocido como «Vicente el de las máquinas de coser»

  1. Rafael dice:

    Buena persona un gran hombre un abraso amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *