- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Los Gitanos organizan una recogida de alimentos y un retiro espiritual para seguir «llenando de Esperanza» a Utrera

La hermandad de los Gitanos está viviendo una Cuaresma muy especial. Dicha corporación tiene en marcha la campaña «Utrera, llénate de Esperanza», con diversas iniciativas que se sucederán en estas fechas.

Una de esas acciones es una recogida de alimentos con la que pretenden «Llenar de Esperanza las despensas y alacenas» de las personas que sufren la crisis en primera persona. Se realizará el sábado, 6 de marzo, en el supermercado Díaz Cadenas, de 10.00 a 21.00 horas. A ello se unirán también los días de cultos en honor al Cristo de la Buena Muerte, en la parroquia de Santiago el Mayor, del 17 al 20 de marzo.

Por otro lado, la cofradía de la Madrugá utrerana plantea otra iniciativa para preparar a los cofrades de cara a vivir la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. En torno a su crucificado titular se celebrará un retiro espiritual el 13 de marzo, en el mismo templo.

Ambos proyectos se conocen pocas fechas después de que la imagen de la Virgen de la Esperanza se haya situado en diversos enclaves del municipio. Una de ellas, se 12 metros cuadrados, se ha situado en la plaza del Altozano, a la que se unen otros seis carteles en «lugares donde se demanda Esperanza: cerca de los centros médicos, en la calle Nueva, en la casa-hermandad, a la entrada de Utrera y en el tanatorio». Dicha instalación durará hasta el Domingo de Resurrección, haciéndose entrega entonces de los carteles a las asociaciones y entidades que trabajan por los utreranos.

Todas estas iniciativas se en marcan en «Utrera, llénate de Esperanza», una campaña que surgió «viendo la respuesta de los hermanos y devotos ante la vigilia ‘Luz de Esperanza’, en la que se encendieron más de 2.000 velas de promesa; y ante la veneración de la Virgen de la Esperanza en la puerta de Santiago, el 20 de diciembre». Con este proyecto, la hermandad pretende «acercar e invitar a llenarse de Esperanza a todas aquellas personas que, en estos momentos difíciles, de crisis sanitaria, social y económica necesiten encontrar en ella un poco de luz, de acogida y de paz interior. Que la ciudad de Utrera se encomiende a Ella, ante la adversidad que vivimos, con el consuelo de albergar esperanza ante un futuro y presente incierto».

Desde la entidad religiosa han mostrado su agradecimiento «a todas aquellas personas, hermanos y devotos de nuestros titulares que han colaborado en estas acciones», al tiempo que han mostrado su confianza «en el respeto y la responsabilidad de todos los vecinos de Utrera para el cumplimiento de las normas sanitarias».