La hermandad del Silencio presenta el nuevo techo de palio de la Virgen de las Lágrimas, otra joya del bordado local

La hermandad del Silencio presenta el nuevo techo de palio de la Virgen de las Lágrimas, otra joya del bordado local

Estaba llamado a ser uno de los principales estrenos de la Semana Santa de 2021, pero habrá que esperar un año para verlo en las calles de Utrera. Se trata del nuevo techo de palio del paso de la Virgen de las Lágrimas, que ya ha visto la luz y puede contemplarse en la parroquia de Santiago el Mayor.

La responsable del templo, Juan Luis Rubio, ha sido el encargado de bendecir esta joya, que ya forma parte del amplio patrimonio artístico de la hermandad del Silencio. Se enmarca en la creación de un nuevo paso para dicha dolorosa, que desde hace algunos años se viene materializando, con la ejecución de diversas fases de bordados y orfebrería.

El taller de la bordadora utrerana Inmaculada García-Rayo ha sido la encargada de acometer dichas tareas, al igual que ya ocurriera en años anteriores con las cuatro bambalinas. Sigue el diseño del también utrerano Sebastián Martínez Zaya, que ha querido hacer guiños a los antiguos bordados de la hermandad, así como al anterior palio.

Según explicó a Utrera Digital, el concepto del nuevo diseño respeta el que anteriormente cobijaba a la dolorosa del Jueves Santo: el color, la gloria central dedicada a la Virgen María, la presencia de estrellas y una cenefa alrededor de la obra. Basado en ello, Martínez Zaya lo ha reinterpretado y ha derivado el resultado del proyecto hacia el estilo decimonónico, que marca la línea de los bordados antiguos de la citada corporación religiosa. De esta forma, los nuevos diseños se basan en aquellos del siglo XIX.

El palio de la Virgen de las Lágrimas se inspira en uno de los palios sacramentales de la hermandad, recogiendo de este la idea de plasmar un resplandor para la gloria que ocupa la parte central del techo. En su interior se observa el símbolo del Ave María, rematado con la corona que eleva a la Virgen a la categoría de Reina. Y es que «la hermandad sacramental de Santiago recibió el título de Pontificia ya que, junto a la de Consolación, fue a Roma a proclamar la realeza de la Virgen María, por lo que el Papa le otorgó dicho título», explicó Sebastián Martínez Zaya. Completando el resto del trabajo, pueden verse cuatro jarras de azucenas en las esquinas, como símbolo de la Virgen; y ornamentación vegetal.

En el año 2014 se estrenó la primera de las bambalinas de este paso, de cajón, que vino a sustituir al anterior con el que procesionaba la Virgen de las Lágrimas. Con orfebrería realizada en plata, en este tiempo ha ido contemplándose el resultado del trabajo realizado en el taller de bordado, que ha culminado ahora con el techo del palio.

 

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *