Un recuerdo en blanco y negro, protagonista del cartel de Semana Santa editado por la tertulia «La parihuela»

Un recuerdo en blanco y negro, protagonista del cartel de Semana Santa editado por la tertulia «La parihuela»

La Cuaresma y la Semana Santa de este año vuelven a estar marcadas por la pandemia, dejando huérfanos nuevamente a los cofrades de cualquier tipo de acto de expresión pública de fe en las calles. A pesar de ello, la tertulia «La parihuela» no ha querido faltar a su cita con este tiempo litúrgico tan especial, y ha lanzado su cartel coincidiendo con el inicio del período cuaresmal.

Lo ha hecho con una fotografía carente de su color original, como «un recuerdo en blanco y negro» que permita «imaginar aquella esquina al atardecer con el incienso de fondo o aquella Madrugá amaneciendo, viendo a tu Virgen bajo palio marcharse a lo lejos con la candelería llorada a medio encender».

En concreto, se aprecia la sombra del paso de misterio de Jesús Nazareno, proyectada sobre los adoquines de la plaza de la Constitución, cuando la cofradía se adentra hacia la calle Sevilla. Todo ello enmarcado en los palcos de una carrera oficial vacía a la espera de que llegue la hora marcada en el itinerario de la hermandad. Precisamente dicha sombra «formará parte de una estampa que recordamos con cariño y melancolía, pero que todos juntos y unidos superaremos la levantá a pulso más difícil que recordamos».

En su cartel, desde la tertulia han querido tener un recuerdo al momento que se está viviendo. Así, la tipografía empleada para escribir «La parihuela» recuerda a un electrocardiograma. Se presenta como «un pequeño homenaje al pulso que mantienen tanto los enfermos de COVID-19 como el personal sanitario, además de honrar la memoria de los que nos han dejado durante esta terrible pandemia».

Para hacer posible este trabajo, han empleado una fotografía obtenida por José Manuel Rodríguez Vázquez, que ha servido de base a la edición realizada por Santiago García Piña.

Más allá del complicado momento que se vive, «La parihuela» no ha querido dejar pasar la oportunidad de lanzar un mensaje de esperanza a los utreranos: «el azahar seguirá floreciendo, las casas olerán a incienso y miel con torrijas, más pronto que tarde este recuerdo en blanco y negro volverá a colorearse de silencio, corneta y saeta, pero este año toca una vez más llevar la procesión por dentro».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *