Un juez pide buscar a la estafadora de muñecos «reborn» por estar en paradero desconocido y no presentarse al juicio

Un juez pide buscar a la estafadora de muñecos «reborn» por estar en paradero desconocido y no presentarse al juicio

Entre las víctimas hay una vecina de Utrera, a la que cobró 850 euros por un muñeco «de mucho menor valor»

Una utrerana sigue a la espera de ver cómo la presunta autora de un delito de estafa contra ella es juzgada. La acusada se encuentra en paradero desconocido, no ha acudido al juicio ni recoge las citaciones judiciales, por lo que la Audiencia de Sevilla ha pedido a la Policía que la localice.

El día 22 debe ser juzgada como autora de varias estafas en torno a los muñecos «reborn», esto es, unos muñecos hiperrealistas, fabricados de manera artesanal y con un extraordinario parecido a los bebés reales, cuyo precio puede llegar a los 1.000 euros. Se trata de Yasmina V.A., quien no se presentó al primer juicio en noviembre de 2019, en mayo de 2020 la vista se suspendió debido a la COVID-19 y ahora no recoge las citaciones judiciales. Según recoge Diario de Sevilla, esta mujer tiene numerosas condenas por delitos de estafa leves en la venta de esos muñecos, pero ahora se enfrenta a dos años de prisión y el pago de una multa de 3.000 euros.

Está acusada porque en mayo de 2017 publicitó en la página web milanuncios.com un muñeco reborn por 850 euros. La víctima, vecina de Utrera, lo pagó pero lo que posteriormente recibió por correo fue un muñeco de fabricación industrial «de mucho menos valor».

Esta persona tiene tres antecedentes penales por estafas idénticas: en junio de 2017 fue condenada en Móstoles (Madrid) a 45 días de multa, en mayo de 2017 en Burgos a un mes de multa y en junio de 2017 a tres meses de multa en Salamanca.

Yasmina está en paradero desconocido y el Boletín Oficial de la Provincia de Sevilla ha publicado en los últimos meses varias condenas contra ella por delitos leves de estafa.

Según cuentan otras víctimas, la acusada exige el pago por adelantado, que no se hace a su nombre, y luego no envía el muñeco y culpa de su pérdida a la empresa de mensajería. En algunas ocasiones vende sus muñecos con el nombre de «Los Reyes Magos».

Los delitos de los que está acusada ya no son leves y ahora se enfrenta a una petición del fiscal de dos años de prisión y multa de diez meses con cuota de 10 euros, lo que equivale a 3.000 euros. En caso de que siga sin recoger las citaciones, se enfrenta a la posibilidad de que la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla dicte contra ella una orden de búsqueda y captura.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *