Un utrerano, al frente de un proyecto pionero en el mundo para luchar contra las secuelas producidas por la COVID-19

Un utrerano, al frente de un proyecto pionero en el mundo para luchar contra las secuelas producidas por la COVID-19

Con el firme objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que han padecido recientemente la temida COVID-19 y con la intención de luchar contra las posibles secuelas que esta enfermedad deja en algunos pacientes, un importante grupo de investigadores ha puesto en marcha un proyecto pionero. En este caso se trata de un impulso con un claro acento utrerano y andaluz, ya que está dirigido por el doctor Cleofás Rodríguez Blanco, profesor de la facultad de Fisioterapia de la Universidad de Sevilla; y en el apartado médico por el también utrerano médico intensivista Manuel Pérez Alé, coronel del Ejército español.

Cleofás Rodríguez -a la derecha-, junto al doctor González Gerez

Es un estudio pionero a nivel internacional en el que, a través de una serie de sencillos ejercicios, coordinados en todo momento por profesionales del mundo de la fisioterapia a través de videollamadas, se dota a los enfermos de COVID-19 de herramientas muy importantes para mejorar su estado de salud y prever las diferentes secuelas a nivel respiratorio y cardiovascular que ha dejado en algunos pacientes esta enfermedad. Junto a los doctores utreranos Rodríguez y Pérez, se encuentra un grupo compuesto por más de 60 investigadores y alumnos de las universidades de Sevilla, Almería y Murcia, que le está dando vida a este estudio a través del cual será posible también en un futuro extraer interesantes conclusiones.

En primer lugar, los impulsores del proyecto se ponen en contacto con personas que hayan padecido la COVID-19 en los últimos 40 días, les enseñan los ejercicios de telerrehabilitación pulmonar y, posteriormente, realizan un seguimiento a través de las nuevas tecnologías de la evolución de los mismos. «Desde que comenzó la pandemia hemos podido comprobar que había pacientes que se lanzaban a hacer ejercicios que se recomiendan por internet que carecían de cualquier tipo de base científica, y que incluso en algunos casos podían ser perjudiciales para el paciente. Por ello decidimos poner en marcha este estudio, cuyo principal objetivo es luchar contra las secuelas a nivel respiratorio que deja esta enfermedad», ha explicado el doctor Cleofás Rodríguez.

La iniciativa ha ido creciendo de manera exponencial, ya que en primer lugar sólo contaba con pacientes procedentes de Andalucía, después dio el salto a personas de toda España, y en la actualidad se ha extendido a afectados por esta enfermedad residentes en todos los rincones del mundo. Por ese motivo, los profesionales que están detrás de esta iniciativa, que es completamente gratuita para las personas que se benefician de ella, están atendiendo pacientes en inglés, francés y alemán. Lo más importante es que parece que los resultados son bastante esperanzadores ya que, como explica el doctor utrerano, «los pacientes que siguen el programa nos están dando la enhorabuena y notan una mejoría importante en su estado de salud».

No sólo se trata de que los ejercicios monitorizados por profesionales sean importantes a la hora de mantener el sistema respiratorio a tono, sino que el programa también se ha convertido en un claro sinónimo de tranquilidad para los pacientes, que saben que simplemente mandando un mensaje al móvil de los profesionales si se sienten mal o tienen alguna preocupación van a ser atendidos de manera muy rápida. Sin duda, es una de esas iniciativas que humanizan a la Medicina y que también está llegando a las residencias de ancianos, para que los mayores afectados por COVID-19 puedan mejorar su calidad de vida gracias a estos ejercicios.

Toda la actividad que se está desempeñando en estos momentos va a servir para constituir una magnífica base de datos de cara a la elaboración de una serie de conclusiones necesarias para entender mejor en el futuro el comportamiento de esta enfermedad en tantos aspectos tan desconocida. Los profesionales que han puesto en marcha este estudio, que hasta el momento es único en el mundo, estiman que cuando se cumpla un año desde su puesta en funcionamiento, será posible plasmar en artículos especializados los logros del programa. Tal y como ha expresado el doctor Cleofás Rodríguez, «lo que nosotros descubramos se tiene que comunicar al mundo, y confiamos en que sirva para ayudar a mucha gente».

 

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *