El teletrabajo impulsa el cambio de las líneas telefónicas fijas entre los autónomos

El teletrabajo impulsa el cambio de las líneas telefónicas fijas entre los autónomos

El hecho de que los profesionales liberales pasen más tiempo en el hogar, permitiéndoles estar más localizados, hace que muchos freelancers apuesten por líneas fijas para dar una imagen más profesional.

La telefonía móvil supuso un cambio brutal en la forma de trabajar y de comunicarnos. Especialmente entre los profesionales autónomos y freelancers, ya que el teléfono móvil les permitía estar conectados las 24 horas del día. Sin embargo, el facilitar al cliente o posible cliente un teléfono móvil para contactar suele tener una parte negativa: una posible percepción de falta de profesionalidad.

A pesar de ello, los autónomos dependían del móvil en todo momento, ya que la habitual agenda de estos profesionales, normalmente fuera de casa y de reunión en reunión, les obligaba a estar constantemente operativos vía telefónica. Ahora, con el teletrabajo y el auge de las reuniones digitales, algo está empezando a cambiar. Y es que cada vez son más los profesionales que apuestan por dar el teléfono fijo a sus clientes al estar más tiempo en la vivienda.

El motivo es dar una imagen más profesional. Y esto, que es generalizado en toda España, también se está produciendo en Utrera, donde hemos visto varios casos en los que el teletrabajo se ha tenido que implantar de forma obligatoria, como en el Ayuntamiento, al detectarse brotes con varios contagiados por COVID-19. 

Más petición de información

Esta situación ha llevado a los consumidores y usuarios a pedir más información a las compañías telefónicas sobre las diferentes ofertas y tarifas de teléfono fijo para instalarlas en casa y facilitar ese teléfono a sus clientes. Una práctica que ha llevado a más de uno a una grata sorpresa, ya que las líneas fijas también han evolucionado y las compañías cuentan con soluciones muy interesantes.

Entre ellas destaca, por ejemplo, la que ofrece la compañía MásMóvil que, además de por su precio, también está adaptada al mundo virtual. En lo que se refiere a la primera parte, esta compañía ofrece una línea fija por una cuota mensual de 12,90 euros, a la que se puede añadir un teléfono desde 0 euros, según explican en su página web. Este teléfono destaca por tener una apariencia de inalámbrico y una capacidad para 2.000 contactos.

Con respecto a la parte de su adaptación al mundo online, las líneas fijas de esta compañía funcionan con una tarjeta SIM, por lo que puede utilizarse la línea en cualquier tipo de dispositivo que acepte este tipo de tarjetas. Por ello, una de las grandes ventajas que tiene es que puede usarse como un teléfono móvil de modo que una persona puede llevar siempre consigo un teléfono fijo. Desde el punto de vista laboral, esto transmite una imagen muy profesional para los autónomos.

De hecho, esta solución puede ser usada en cualquier parte del territorio. No tiene restricciones geográficas, sólo España. Además, otra de las ventajas que tiene la tarjeta SIM de MÁS Fijo es que puede tener asociados dos números de teléfono, uno fijo y otro móvil, lo que posibilita recibir las llamadas en un mismo terminal.

Además, el servicio de telefonía fija de esta compañía es compatible con teleasistencia e incluye una caja de voz y, al igual que otras soluciones similares, permite llevarse el número fijo donde el cliente desee.

Aumento de las peticiones de cambios de línea en casa

Los últimos meses marcados por el teletrabajo y el confinamiento han estado protagonizados, desde el punto de vista de la telefonía en los hogares, por un incremento en el número de instalaciones de nuevas líneas telefónicas y cambio de operadores, ya que los propietarios de las viviendas han visto que la opción que tenían instalado en casa no cumplía con las exigencias del entorno actual.

Poca potencia o poca calidad, una mala conexión, unos precios más elevados que la competencia,… En definitiva, son muchos los motivos que han propiciado que las operadoras de telefonía hayan vivido una de las etapas con más volumen de trabajo. Para minimizar las molestias a los usuarios, las compañías también se han adaptado para reducir las molestias de todo el proceso que supone un cambio.

Para ello, muchas compañías permiten hacerlo todo de forma online, para lo que tan sólo es enviar los datos de la línea fija que el cliente quiere llevar a esta compañía y los del titular. Con esta información, las compañías de teléfono ya tiene suficiente para registrar el pedido y enviar la tarjeta SIM de forma gratuita, en un máximo de tres días laborables a la Península. En el resto de zonas, como Baleares, Canarias o las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla el tiempo puede alcanzar los siete días.

Además, todas las compañías ya se encargan de realizar la portabilidad cuando el cliente tiene la tarjeta en su posición, lo que libera al usuario de tener que establecer contacto y hablar con su antigua compañía. Durante todo el proceso, los clientes tienen la certeza de que van a continuar con el servicio telefónico en casa.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *