Un águila imperial vuelve a su hábitat natural en Utrera tras seis meses recuperándose de un tiroteo intencionado

Han sido necesarios seis meses de tratamiento, pero finalmente un águila imperial gravemente herida ha podido regresar a su hábitat natural en el término municipal de Utrera, concretamente en el paraje del cortijo Ruchenilla. Así ha culminado una historia que comenzó con el tiroteo intencionado al ave, dejándola malherida en mitad del campo.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, ha participado en la suelta de este ejemplar que fue encontrado el pasado 1 de junio con diversas lesiones. Este animal pudo ser localizado gracias a los datos aportados por el emisor GPS. Al comprobar que no se movía, el personal del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA), situado en el sevillano barrio de San Jerónimo, localizó al águila en una finca localizada en Las Cabezas de San Juan. Se trataba de una hembra que fue rescatada en 2017 de su nido del parque natural de las Sierras de Cardeña-Montoro –en la provincia de Córdoba- para reforzar la población reproductora de Cádiz. Durante sus dos primeros años de vida se dispersó por las provincias de Sevilla y Cádiz, y en la primavera de 2019 se asentó y crío un pollo al sur de Utrera.

En el momento de su rescate, el animal estaba inmóvil pero vivo, con indicios de un fuerte traumatismo en cabeza y alas. Entonces lo llevaron al centro hispalense para su recuperación, donde se confirmó que había sido tiroteado de manera deliberada.

En la exploración clínica, el servicio veterinario del centro halló graves heridas en ambas alas y numerosos hematomas, algunos localizados en la cabeza y el paladar. El animal presentaba dos  graves fracturas, localizadas en el ala derecha, que le impedían volar.

Tras realizar radiografías, confirmaron la presencia de varias balas alojadas en las zonas traumatizadas y una alojada en la cabeza. Esta última había atravesado el ojo izquierdo, ocasionando un desprendimiento de retina y una catarata severa que le produjo ceguera total e irreversible de este ojo.

El ejemplar fue intervenido por el servicio veterinario del CREA en dos ocasiones para reducir las fracturas ocasionadas por los disparos. A pesar de la gravedad de las heridas y las complicaciones sufridas, el animal ha logrado recuperarse tras seis meses en el centro, lo que ha permitido que finalmente pueda ser liberado y reinsertado en su hábitat natural, concretamente en el mismo territorio donde ya se reprodujo con éxito.

Crespo ha comentado que la vida del ejemplar de águila liberado en Utrera es «un ejemplo del buen funcionamiento de los programas de recuperación y reintroducción de águila imperial que lleva a cabo el gobierno andaluz». Además, habló de la importancia de las actuaciones que la consejería de Desarrollo Sostenible realiza para asegurar, en la medida de sus posibilidades, el bienestar de estas aves.

La responsable autonómica de Medio Ambiente resaltó la «importante contribución» del plan de recuperación del águila imperial para conseguir que Andalucía «haya batido un récord histórico de ejemplares en 2020, al alcanzar las 123 parejas reproductoras, siete más que en 2019». Entre otros objetivos, dicho programa implica una vigilancia permanente de esta población amenazada. Para ello, la Junta está dotando a las aves de emisores GPS que permiten conocer su ubicación y, por tanto, facilitan su seguimiento en caso de necesitar asistencia. En 2020 se ha marcado con este tipo de dispositivo a más de medio centenar de águilas que habitan en Andalucía.

La consejera mostró su satisfacción por el «éxito» de los distintos programas y actuaciones que desarrolla la Junta de Andalucía para proteger especies en peligro como, por ejemplo, el águila imperial ibérica. «Proteger nuestra naturaleza supone apostar por la conservación y recuperación de nuestra fauna y flora», apuntó Crespo, quien hizo hincapié en la especial atención que se debe prestar a los animales que están en peligro de extinción o seriamente amenazados. «Velar por estas especies también es construir Andalucía y supone otra de nuestras aportaciones fundamentales para la revolución verde», dijo.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.