El recorrido más especial por el hito que marcó cinco siglos de historia en Utrera [GALERÍA FOTOGRÁFICA]

Una exposición, con dos sedes, muestra hasta el 28 de febrero lo que la Virgen de Consolación y su templo han supuesto para la ciudad, con motivo del quinto centenario de la primitiva ermita

Cuando el utrerano Antonio de la Barreda peregrinó hasta Roma para pedirle al Papa León X que le permitiera construir una ermita en la que vivir como un anacoreta, nadie imaginaba que la historia iba a derivar en el majestuoso santuario que hoy preside la Virgen de Consolación. Cinco siglos han pasado desde aquella bula papal que transformó la historia de Utrera.

La Casa Surga acoge la parte central de esta interesante exposición

Un lugar en el que hubiera una palmera y un pozo era lo que buscaba, encontrándolo en el mismo sitio desde el que late el corazón sentimental de todos los utreranos. De aquella primitiva ermita, pequeña, casi como si de una choza se tratara, solo queda el recuerdo histórico. Ese mismo que apunta a un cuadro de la Anunciación de la Virgen como el germen de la devoción mariana que allí brotó bajo el título de «Nuestra Señora de Consolación». En una ocasión, el ermitaño acudió al desaparecido convento de la Antigua, a cuyas religiosas pidió una imagen de la Virgen, entregándole la que unos años antes, en 1507, había llegado a Utrera, procedente de Sevilla, de manos de Marina Ruiz. Era la que, a partir de entonces, se conocería como la Virgen de Consolación.

Así comienza una historia repleta de hitos, de nombres propios, de milagros, de peregrinos y más peregrinos, de una romería única, de devotos marineros,… y de tantos y tantos aspectos en torno a un lugar y a una devoción que ahora forman parte de una exposición muy especial. Con motivo de la efeméride que está conmemorándose, ha abierto sus puertas una magnífica muestra –que invita a ser recorrida sin prisa, para recrearse en cada detalle- en la que se recorren los cinco siglos que han pasado en torno a Consolación.

La exposición cuenta con dos sedes -la Casa Surga y el santuario de Consolación-, a las que se unen el paseo que conecta ambos espacios

Desde sus orígenes hasta la reciente restauración del retablo mayor del santuario. Todo ha quedado recogido en «El tesoro de la Virgen, donde habita el consuelo», una propuesta comisariada por el utrerano Sebastián Martínez Zaya, que puede visitarse en sus dos sedes: la Casa Surga y el propio santuario.

En el paseo de Consolación se hace también un guiño a la antigua romería

A lo largo de 12 estancias, en más de 1.000 metros cuadrados expositivos, puede conocerse lo que fue y lo que actualmente es el templo que preside la patrona de Utrera, al tiempo que se hace un repaso por los grandes acontecimientos que han marcado la vida de ese lugar y de la propia ciudad. El milagro de la lámpara de aceite, la donación del barquito de oro y cristal de roca –por parte de Rodrigo de Salinas- que cambia la estética de la Virgen, los miles de exvotos, las decenas de hermandades filiales que participaban en la romería y la prohibición por parte de Carlos III, las órdenes religiosas vinculadas a Consolación, la coronación canónica,… son algunos de los detalles que conforman esta muestra.

Además, hay un nutrido grupo de piezas que pueden verse de cerca, algunas de ellas especialmente destacadas, como la corona y el barquito de la Virgen, el templete de la coronación, algunos de los ternos y de las joyas más destacadas de la patrona, e incluso el famoso «lagarto de Consolación» que, por primera vez en su historia, ha salido del santuario, entre otras muchas otras.

Entre los principales objetos que pueden contemplarse está la corona y el barquito de la Virgen, así como el famoso «lagarto de Consolación»

Como segundo espacio de ese proyecto está el propio templo, donde se ha creado un rincón expositivo en la sala de los milagros –la conocida como «sala del lagarto»-. Y para llegar hasta allí puede pasarse por el histórico «camino» tantas veces ha sido recorrido por miles y miles de devotos, en el que están plasmados los nombres de las hermandades filiales que existieron. Allí, a los pies de la patrona, culmina una visita que pone de manifiesto una vez más la importancia que la Virgen de Consolación –y su templo- ha tenido y tiene en la historia de Utrera.

La sala de los milagros del santuario acoge otro espacio expositivo

En la inauguración de la muestra, el alcalde, José María Villalobos, destacó que, «en un momento tan complicado como el actual, necesitamos anclas que nos recuerden quiénes somos y de dónde venimos. Y los utreranos tenemos la ventaja de que podemos reconocernos en Consolación, porque es mucho lo que significa para esta ciudad. Consolación nos une a todos los utreranos».

Por su parte, el rector del santuario, Joaquín Reina, recordó que el programa de actos previsto con motivo de esta efeméride se lo llevó por delante la pandemia. Sin embargo, «se ha conseguido abrir esta exposición porque la Virgen no quiere dejarnos sin esperanza. Esto es un signo de que Ella nos protege y está con Utrera».

La antigua ermita de Consolación tiene su origen en una bula papal concedida al utrerano Antonio de la Barreda

En cuanto al concejal de Cultura, José Montoro, agradeció a todas las personas, entidades y empresas que han hecho posible esta muestra, y recordó que este proyecto debía haberse puesto en marcha el pasado mes de septiembre, aunque la situación sanitaria no lo permitió. Además, dijo que esta exposición «puede servir como refugio, en un año tan difícil» como el actual.

La muestra puede visitarse hasta el 28 de febrero

Hasta el 28 de febrero se encuentra abierta esta muestra que puede visitarse de manera gratuita. La Casa Surga abre de martes a domingos, de 11.00 a 13.00 y de 17.00 a 20.00 horas –puede verse modificado por posibles cambios normativos derivados de la crisis sanitaria-. Mientras, el santuario de Consolación lo hace de lunes a viernes, de 8.00 a 13.00 y de 15.30 a 18.00 horas; y los sábados y domingos, de 9.00 a 14.00 y de 15.30 a 18.30 horas.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *