La ruina de una utrerana que debe medio millón de euros por la herencia de su padre tras fallecer en 2011

La ruina de una utrerana que debe medio millón de euros por la herencia de su padre tras fallecer en 2011

El padre de la utrerana Josefa Palacios falleció en 2011 y, desde entonces, su vida se ha convertido en un martirio. La herencia que le dejó su progenitor se ha convertido en una pesadilla por culpa del impuesto de sucesiones. Y es que, a pesar de que hace un par de años se implantó en Andalucía una bonificación del 99% de este gravamen para contribuyentes del grupo I y II, es decir, descendientes y cónyuges, esos cambios no tienen carácter retroactivo.

Como ella misma relata al periódico La Razón, cuando su padre falleció, heredó «la vivienda en la que siempre he residido, que estaba a su nombre». Fue entonces cuando la Junta «me reclamó más de 100.000 euros por el impuesto de sucesiones, no pude pagarlo y con el tiempo esta cantidad ya supera los 500.000 euros. Tengo todo embargado y vivo de una pensión de 500 euros. Si entonces no pude hacer frente a esos 100.0000 euros, cómo voy a hacerlo con la que me exigen ahora».

Su deuda descomunal no termina ahí. Su padre le dejó a sus tres hijas otra casa en propiedad compartida. «Cuando la Junta hizo la tasación dijo que esa vivienda estaba valorada en 1.200.000 euros, algo absurdo porque es una casa en ruinas. Nosotros hicimos una tasación privada y se tasó el inmueble en 100.000 euros. Es una vergüenza. En la valoración que hizo la Administración añadieron metros de más y otras irregularidades», relata. De esta forma, a la deuda acumulada de Josefa se suma la de sus hermanos, a quienes les ha ocurrido algo similar: «entre todos sumamos más de un millón y medio de euros en impuestos por la herencia de nuestro padre. No tiene ningún sentido. La mayoría son fincas destrozadas, inhabitables, sin valía alguna».

La utrerana cuenta que «hemos pedido a Hacienda que se queden con la casa que ellos tasaron en más de un millón y así podemos saldar la deuda. Pero no lo admiten. Quieren destrozarnos. También hemos tratado de vender pero, como nos tienen todo embargado, no podemos hacerlo. Estamos atrapados. La herencia ha arruinado nuestras vidas».

«Tasaciones irreales»

Su abogada, Carmen Julia García Mesa, aporta los detalles técnicos de la situación de su cliente. «Hemos intentado agotar todas las vías para abonar la deuda, pero siempre hemos recibido negativas por parte de Hacienda. La Administración inició un procedimiento de comprobación estableciendo unos valores muy superiores a los reales de los bienes, llegando incluso a introducir en el haber hereditario bienes que habían sido transmitidos por el progenitor en vida, no incluyendo deudas y cargas del patrimonio y no teniendo en cuenta ciertas deducciones que a les eran aplicables. Todo esto supone un incremento notable del caudal hereditario y, por ende, de las cuotas a pagar por cada heredero. Pero la Administración no da su brazo a torcer. Ahora estamos pendientes de un recurso extraordinario que hemos presentado», explica.

Según añade la letrada, el «caudal hereditario» hubiera servicio como cuota a pagar por cada hermano cero euros «y no la cantidad desorbitada que les piden en estos momentos». «El límite exento estaba entonces en 175.000 euros, y ellos tienen una serie de propiedades que Hacienda las valora tres veces por encima del mercado, tenemos periciales que demuestran que algunas incluso superan el 200% de su precio real», argumenta al tiempo que muestra las tasaciones reales de las propiedades.

Mientras el proceso judicial continúa, Josefa sigue recibiendo notificaciones de embargo y aumento de su deuda con el fisco. «Tengo 50 años, recibo una pensión mínima una por enfermedad que me impide trabajar y no sé qué hacer con mi vida. Mi hija, de 26 años, que estaba empleada en un hotel de la zona, se ha quedado sin trabajo con motivo del coronavirus. También tengo dos mellizos de tres años que son unos angelitos y que me da miedo al pensar en el futuro que les espera. Mi temor es que a mí me pase algo, que me muera mañana y ellos carguen con todo esto. No es justo. He trabajado como una mula toda mi vida y encontrarme ahora en esta situación es la muerte. Yo ya no vivo, solo sobrevivo para poder dar de comer a mis hijos», reconoce.

«Nos tienen asfixiados»

Los padres de esta utrerana, Manuela y Pepe, trabajaron siempre en el campo. Él tenía ganado y ella vendía carne y leche en el mercado de abastos. «Los seis hermanos trabajábamos con ellos. Yo era la encargada de la casa, de hacer la comida para todos, de limpiar,… Cuando fallecieron me puse a trabajar como camarera, pero ya ni puedo hacerlo por la enfermedad que padezco. Somos gente sencilla, sabemos leer y escribir, pero poco más. Como comprenderás no entiendo cómo nos pueden hacer esto. No es que no queramos pagar, claro que sí lo deseamos, pero no podemos hacerlo con esta cantidad enorme que se nos solicita y que cada año aumenta», detalla.

Para más inri, esta utrerana desvela que al marido de una de sus hermanas también le han embargado su nómina: «Nos tienen a todos asfixiados. A mi no pueden embargarme mi paga porque ya no tendría ni para comer. De hecho, gracias a que mi pareja me ayuda».

Desde que comenzó «esta tortura», ha tenido que recibir «asistencia psiquiátrica». En palabras de la utrerana, «nunca he entendido por qué la Agencia Tributaria no quiere la casa que ofrecemos en especie, quiere el dinero que no tenemos». Una de las últimas notificaciones de embargo de la Agencia Tributaria, «de hace un año, ya me pone que debo por esta casa 400.000 euros en intereses. ¿Tú ves lógico que me pidan esto por mi casa, lo único que voy a poder dejar a mis hijos cuando yo no esté? Cuando ves que quieren quitarte todo lo que has conseguido durante tu vida no te queda más remedio que llorar y sentir una pena enorme».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

2 comentarios en «La ruina de una utrerana que debe medio millón de euros por la herencia de su padre tras fallecer en 2011»

  1. Alberto dice:

    Y no contentos con eso, lo quieren armonizar a nivel nacional, al alza claro. Ese impuesto esta totalmente fuera de lugar, en España es el único lugar donde se paga hasta 5 veces por lo mismo. De acuerdo con Antonio, aun hay gente que apoya con su voto este tipo de políticas, hasta el día que le toque.

  2. Antonio dice:

    Y mientras la hacienda gobernada por el PSOE arruinaba la vida de estas personas, algunos de sus desalmados dirigentes se gastaban el dinero de nuestros impuestos en eres falsos, cursos de formación fraudulentos, mancomunidades corruptas, putas y cocaina. Y lo curioso es que la mayoría de votantes de Utrera los sigue apoyando con su voto. Democracia la llaman.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *