Bodas de plata

DECANO ICASD. Oscar Cisneros Martos
Muy sr mío:

El diálogo y la costumbre que rige nuestro pueblo español en el mejor uso de la libertad intrínseca a su dignidad, cristaliza en la creación de la ley, que emana del poder legislativo. Nuestra nación tiene un histórico cultural jurisprudencial grandioso y elenco de virtudes y juristas, y un sistema judicial cimentado en la seguridad jurídica.

Creo en la justicia social, como marco y fuente de creación económica. El derecho vive en mí. Cuando elegí mi carrera, decidí estudiar derecho, porque quería construir mi formación académica con las bases jurídicas y morales que han de prevalecer en la convivencia social y aprender el árbol jurídico con todas las ramas del saber que se entroncan en el derecho, con raíces en el derecho romano y filosofía griega.

El primer hecho jurídico es el nasciturus, y el primer acto jurídico lo legitiman nuestros padres al inscribirnos en el registro civil, con nuestra partida de nacimiento. Al recibir el bautismo, realizan nuestros padrinos el primer acto jurídico de derecho canónico dándonos un nombre como hijos de Dios, con nuestra partida baustismal. Nacer y vivir en familia nos entronca directamente en los fundamentos y leyes del derecho civil y al ser adultos asumimos la capacidad jurídica de obrar. Es un gran privilegio, elegir tu profesión por vocación. Tu andadura y experiencia jurídica va construyendo y sincronizando el libro de la vida transcribiendo en derecho, los valores y virtudes que te elevarán a la vida eterna.

En el día en que celebramos la ratificación de la Constitución Española por el pueblo español en referéndum del 6 de diciembre de 1978, la nación española necesita reencontrase y reafirmarse con maestría como estado social y democrático de Derecho, siendo la balanza equilibrada del crecimiento libre, justo, igualitario y plural, pues en el pueblo reside la soberanía nacional, del que emanan los poderes del estado, siendo la forma política del estado español la monarquía parlamentaria. La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del rey por Jueces y Magistrados, integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley.

Desde nuestra posición de colegio de abogados, contando con el cuerpo de abogados que lo conforma, debemos encarnar los pilares de la justicia y defensa de los derechos fundamentales, derechos y deberes de los ciudadanos y libertades públicas, ejercer el beneficio de justicia gratuita que contempla la ley y forjar a los nuevos profesionales en los rectos valores que han de regir su profesión e impulsar la nueva agenda 2020-2030 del ministerio de justicia, ofreciendo nuestro cuerpo colegial de abogados una co gobernanza en el triple ámbito de trabajo:

Eficiencia del sistema judicial, eficiencia organizativa, eficiencia digital.

Como abogada, creo certeramente en la vía judicial y en nuestro sistema pero también considero magistral y jurídico la capacidad de mediación, conciliación, arbitraje y lograr acuerdos extrajudiciale firmes, o laudos arbitrales, agilizando así el derecho procesal.

Me apasiona tocar fondo en mi carrera y mediar en la solución de conflictos y crear canales digitales y foros de entendimiento, comunicación social y formación jurídica, económica en valores deontológicos que enriquecen al ser humano y nuestro ilustrísimo colegio de abogados.

Cuente con mi compromiso, para iniciativas en esta línea y colaborar con ASEMARB en su andadura y consolidación.

En esta circunstancia especial que nos impide celebrar nuestras Bodas de plata y oro, quiero expresar mi gratitud, y profunda convicción como abogada, que unidos y organizados vamos a transformar la sociedad y sentirnos orgullosos del papel y misión fundamental que representa y realiza nuestro ilustrísimo colegio de abogados en Sevilla.

Y agradecer a mis padrinos D.Arturo Otero Castelló, por apadrinarme en mi colegiación y orientarme en el ejercicio de la abogacía, a mi tío D.Adolfo Cuéllar Contreras, y a mi tío D.Francisco Gallardo valencia, por su ejemplo de vida transmitiéndome los valores personales y jurídicos que han alumbrado mi vida. Dios los tenga en su gloria. A mi madre, que desde el cielo me mira, le rindo homenaje y doy gracias por darme la vida , el camino recto y confiar en mí. A mis hermanas, que son mi real tesoro y baluarte, les doy las gracias por ser mis testigos de vida y trabajo. Y a mi tío D. José Rojas Caro, Jurídico militar, le transmito mi gratitud por empujarme a abrazar esta profesión tan esencial para entender la VIDA y a tu persona.

Sin más, encomiendo a nuestra patrona, nuestra señora la Virgen Inmaculada, abogada nuestra, mujer del Apocalipsis, que nos abra la puerta del cielo aquí en nuestro colegio, y nos ampare, abogando con el imperio de la ley como auténticos heraldos del reino de Dios en la tierra.

Toda vuestra

Consuelo Gutiérrez Báez
Letrada ICAS 7876
Hija de D. José Luis Gutiérrez Cuéllar

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *