La vendimia elegida

La vendimia elegida

Siendo el 31 de agosto de 1924, la sierra de Cazalla vibra en romería de belleza, arte y elegancia, preludio de un acontecimiento que la ennoblecería.- Abuela María da a luz, a quien amando y sirviendo con alegría, nuestra familia engrandecería.-

Nace un niño, y con el nombre de Antonio lo bautizan, Anthos ¨ que en griego ¨flor¨ significa, y con sabiduría innata en nuestra familia se afinca.

Nace un sarmiento de una fecunda vid, con la estructura de crecimiento, hojas y yemas, que se transforma en racimo de uva sublime en su madurez.

Brilla en la vid, con mimo y silencio crece, madura, se atempera,
vive dejando vivir.
El fruto que da es abundante,
da gozo y se goza,
invita a sonreir.
Esta tarde de noviembre, escribió un verso con un ramito de violetas.
-Duerme ya niño, la buena muerte,
quien de años ya dormir la merezca.-
Ante el pórtico de la morada celeste, se asoma con temple y deleite.
De paz y amor vibra su tierra ¡
Parece que nos deja,
pero sólo aventaja Cielo
para fermentar la uva,
en el lagar de la divina cosecha.
He aquí el hombre que nunca muere,
sólo pasa a la morada eterna.
Dobla el amor,
la vida resuena
lo acompaña su estrella.
Gracias Tío Antonio,
Que con arte tu vida entregas,
dejando a su majestad ser Dios
floreciendo de amor tu tierra.

Con un ramito de violetas,
tu familia te besa.
Quien te escribe esta carta, te conoce de veras.

Tu sobrina

Consuelo Gutiérrez Báez

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *