Las confiterías utreranas, afectadas especialmente por el cierre perimetral de la ciudad

Las restricciones impuestas por la Junta de Andalucía para frenar la expansión de la pandemia de COVID-19 están afectando a prácticamente todos los ámbitos económicos. En Utrera, el sector de las pastelerías se ve especialmente perjudicado por el cierre perimetral de la ciudad, ya que impide la visita de personas llegadas desde otras localidades.

Es habitual que por las calles utreranas, sobre todos los sábados y domingos, puedan verse a ciudadanos de otros municipios, que acuden a la localidad especialmente atraídos por la magnífica repostería local. Desde Confitería Cordero confirman esta situación, al reconocer que la prohibición de entrar o salir del municipio ha hecho mermar su actividad. Una de sus responsables, Marisa Rodríguez Cordero, comenta que «tenemos clientes fieles en Utrera pero, debido al cierre perimetral, no puede venir la gente de Sevilla, Dos Hermanas, Los Palacios y Villafranca,… y eso es algo que estamos notando, especialmente los fines de semana».

Otra de las medidas que está afectando al sector comercial es el cierre de los establecimientos a las 18.00 horas. En el caso de las pastelerías, «nos da tiempo de ofrecer dulces para la merienda, pero hay muchas personas a las que le resulta demasiado ajustado de tiempo poder venir antes de esa hora». Por ese motivo, consideran que «deberían haber ampliado un poco más» el horario de apertura.

Precisamente para facilitar que los clientes puedan realizar sus compras, establecimientos como Confitería Cordero abren de manera ininterrumpida, incluso durante el tiempo del almuerzo -en ese caso, de 9.00 a 18.00 horas-. Además, los comercios también están apostando por el servicio de reparto a domicilio, para poder prolongar algo más su horario su servicio gracias a iniciativas como la de Go Delivery –en el caso de Confitería Cordero, de 12.00 a 19.30 horas-.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

2 comentarios en «Las confiterías utreranas, afectadas especialmente por el cierre perimetral de la ciudad»

  1. Jose dice:

    La verdad es que el cierre pirametral se hacía en la edad media cuando una ciudad tenía la peste y los gobernantes cerraban la ciudad para no contagiar a las ciudades de su alrededor.
    Hoy en día no tiene sentido ya que el contagio es universal y si cierra un pueblo lo que hace es que sus habitantes se concentre en bares o lugares de ocio facilitando el contagio.

  2. Josema dice:

    Mucho ánimo al sector, fuente de empleo local y que atrae al turismo de la provincia. Aprovecho también para pedir que no cierren la fuente vieja los fines de semana, ya que es la principal vía de acceso de los visitantes que vienen a por sus pasteles. Muchas veces nos llaman diciendo que están perdidos y que como recogen sus encargos, que no pueden acceder. Desde la fuente vieja: Segovia, Reyes, Cordero y Vázquez, ya en la Plaza estaba todo cortado y es una dificultad añadida al sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *