El geriátrico de Utrera derrota el brote de coronavirus y se presenta como un centro «libre de COVID-19»

El geriátrico de Utrera derrota el brote de coronavirus y se presenta como un centro «libre de COVID-19»

Según han señalado desde la empresa Reifs, actualmente no hay ningún residente afectado por el virus

Llegan buenas noticias desde el geriátrico La Mulata. El brote de coronavirus que hace unas semanas se registró en dichas instalaciones ha sido superado y el recinto vuelve a ser «libre de COVID-19». Así lo han señalado desde Reifs a Utrera Digital, explicando que actualmente no hay ningún residente contagiado.

Así las cosas, se está trabajando en recuperar la vida habitual que existía antes de que el virus se adentrara en el inmueble. De esta forma, se retoma la sectorización por plantas, para intentar minimizar la incidencia de la enfermedad en caso de que vuelva a hacerse presente. Además, se dejan espacios libres para aislamiento, por si reaparecieran las infecciones.

Publicidad

Las personas mayores que viven en el geriátrico estaban hasta ahora aisladas, pero ya van a comenzar a recuperarse las actividades por sectores y el contacto entre ellos, siempre guardando las pertinentes medidas de seguridad. El objetivo es que «vayan recuperando algo más de normalidad con quienes integran sus grupos de convivencia». En cuanto al servicio de comedor, está previsto que pueda retomarse la próxima semana, manteniéndose aún estos días en la propia habitación de cada persona.

El brote de coronavirus en la residencia ha afectado a 104 residentes, de los cuales 84 han logrado superar la enfermedad

Hasta llegar a este punto, se han vivido semanas complicadas que han dejado 104 contagios entre los residentes, según ha indicado la propia empresa, señalando que 84 de ellos han logrado superar la enfermedad. En cuanto a los empleados, 21 han resultado positivo en coronavirus y otros tres han tenido que guardar cuarentena por haber tenido contacto estrecho con algún enfermo. Ahora solo hay un trabajador en cuarentena, a la espera de completar el protocolo sanitaria para poder reincorporarse a su puesto. Desde Reifs han explicado que, para que el servicio no se viera mermado, durante el brote han reforzado la plantilla que atiende a los mayores.

Actualmente no se registra ningún positivo por COVID-19 entre los residentes. El virus tampoco afecta ahora a los empleados, a quienes se les realizan test de manera habitual por prevención. En cualquier caso, el geriátrico ha explicado que están especialmente pendientes de la situación sanitaria de cuantas personas están vinculadas al día a día de esas instalaciones, «para poder actuar de manera inmediata en caso de que sea necesario».

Según han explicado desde Reifs, en todo momento se sigue la normativa al respecto, e incluso la empresa ha decidido establecer unos estándares más elevados, por favorecer la seguridad de los usuarios. Por el momento no se contempla recuperar las visitas de familiares o las salidas de los residentes, «por sentido común, ya que la incidencia del coronavirus en Utrera es bastante elevada».

Finalmente, desde el centro geriátrico han querido mostrar su agradecimiento a los empleados, «por el esfuerzo que han realizado en estas semanas»; y a las familias de los usuarios, «por su calma y por la confianza mostrada».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *