Lola Navarro, una utrerana en el mundo de la mecánica de coches de competición

Lola Navarro, una utrerana en el mundo de la mecánica de coches de competición

En el corazón mundial de la tecnología aplicada a los coches de competición, muy cerca de la ciudad británica de Birmimgham, en el lugar en el que tienen su sede algunos de los equipos más importantes que participan en el gran circo de la Fórmula 1 y donde se encuentran muchas de las empresas punteras del sector, se encuentra la utrerana Lola Navarro, quien en la actualidad es la jefa del departamento de metrología de la prestigiosa firma «AP Racing».

De esta factoría salen la gran parte de los sistemas de frenos y de embragues que utilizan los coches que participan en el campeonato mundial de Fórmula 1, así como materiales que usan coches en otras disciplinas importantes como el mundial de rallies. Esta ingeniero técnico industrial mecánica dirige un departamento que se encarga de «diseñar la forma en la que se van a medir las diferentes piezas que fabricamos, y decidir cómo vamos a exigirle a los proveedores que fabriquen esas piezas», cuenta la propia utrerana.

Tras trabajar para firmas como Motorhispania o Sayca, hace seis años Navarro desembarcó en las Islas Británicas, para formar parte en primera instancia de la plantilla de la prestigiosa empresa Jaguar Land Rover, ubicada en Coventry. Poco a poco su vocación se fue imponiendo, para terminar muy cerca del mundo de la tecnología al servicio de la competición de élite ya que, como ella misma explica, «toda mi vida he sido muy aficionada a la Fórmula 1 y siempre he intentado trabajar en algo relacionado con el tema, lo que hago actualmente no es exactamente lo que yo quería, pero estoy muy contenta de lo que estoy haciendo».

La utrerana se encuentra por tanto en un país en el que la Fórmula 1 y los coches de competición son prácticamente una religión desde hace décadas. En la comarca de West Midlands tienen su sede grandes equipos y escuderías como Mercedes, Red Bull, Williams o Renault, mientras que fábricas esenciales como Aston Martin o Land Rover se encuentran también a muy pocos kilómetros. A excepción de Red Bull y Toro Rosso, los sistemas de freno y embrague que salen de la factoría en la que trabaja Lola son usados por todo el resto de equipos que participan en el campeonato internacional de Fórmula 1.

En cuanto a las diferencias que existen entre la vida en el sur de España y en Inglaterra, la utrerana explica que «después de seis años aquí, ya estoy acostumbrada, tengo mi rutina y mi vida. Aquí tengo a mi pareja, a mis amigos y mi casa». En cualquier caso, Lola Navarro resalta que «echo mucho de menos a mi familia, y la facilidad que hay en Andalucía para vivir y disfrutar de la calle, como por ejemplo para salir a cualquier hora a disfrutar de un rato de ocio, algo que aquí es muy difícil».

Una utrerana que echa mucho de menos su tierra y que de manera habitual sigue manteniendo contacto con sus familiares y seres queridos, y que asegura que cuando tenga la oportunidad de volver a su localidad natal, «lo primero que voy a hacer es visitar a mi familia  y tomar unos churros en el bar de Paco».

Una utrerana apasionada de la ingeniería y del mundo de los coches de competición que ha sido capaz de perseguir un sueño tan complicado como el de encontrar un hueco profesional en este mundo tan especializado, al que sólo pueden aspirar los mejores y las personas más cualificadas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *