Las tradicionales peregrinaciones al santuario de Consolación de Utrera estarán marcadas por la situación sanitaria

Las tradicionales peregrinaciones al santuario de Consolación de Utrera estarán marcadas por la situación sanitaria

ACTUALIZACIÓN: Prohibidas las peregrinaciones a Consolación

Los de este año se presentan como unos cultos muy especiales en honor a la patrona de Utrera. La Virgen de Consolación recibirá, como siempre, las oraciones de sus fieles, aunque todo habrá de hacerse atendiendo las directrices sanitarias para evitar contagios por COVID-19.

Los actos que cada septiembre rodean a «la del barquito en la mano» tienen una particularidad muy especial: las peregrinaciones desde diversas poblaciones hasta su santuario. Eso está llevando a analizar de qué forma podrá cumplirse con el rito histórico de caminar hasta Utrera para postrarse ante las plantas de la Virgen. Y es que, según la última normativa de la Junta de Andalucía, están prohibidas las concentraciones de más de 15 personas, lo que podría alterar de manera sustancial el desarrollo de dichas peregrinaciones. En concreto, la administración regional recoge como «situaciones de insalubridad» y, por tanto, no se permite, «cualquier agrupación o reunión de carácter privado o no regulado de más de 15 personas que tenga lugar en espacios públicos, en la vía pública y en otros lugares de tránsito».

Así las cosas, desde la hermandad de la patrona utrerana ya está contactándose con las distintas localidades desde que las que parten los grupos más numerosos de peregrinos. El hermano mayor, Rafael Rojas, ha explicado a Utrera Digital que «les estamos recordando cuál es la norma que está en vigor, para que intenten adaptarse». En este sentido, «ya hay algunos grupos, como por ejemplo, el de la hermandad de la Borriquita de Los Palacios y Villafranca –que es la que aglutina el mayor número de peregrinos de dicho municipio-, que nos ha comunicado que este año van a suspender su peregrinación». Poblaciones como Mairena del Alcor o Los Molares, por citar otros ejemplos, también tendrán que replantear sus caminos para poder adaptarse a este nuevo escenario.

En cualquier caso, algo que no cambiará será la imagen del santuario de Consolación que, durante toda la madrugada del 8 de septiembre, mantendrá sus puertas abiertas para recibir a los devotos. La llegada de los fieles se realizará de manera ordenada, siguiendo el itinerario que se marcará por el interior del templo, y este año suspendiendo la habitual subida al camarín de la Virgen.


El santuario permanecerá abierto toda la madrugada del 8 de septiembre, aunque este año no podrá accederse al camarín de la Virgen


«Nos encontramos en un año muy complejo, y estamos trabajando para intentar que los cultos y las peregrinaciones se desarrollen con la máxima normalidad», explica Rojas. Y otro de los actos que puede verse alterado es el rosario de la aurora en el que participan las hermandades de Utrera, caminando desde la parroquia de Santa María de la Mesa hasta el santuario de Consolación, el día 8 a partir de las 7.00 horas. También se trata de una convocatoria que reúne a más de una quincena de personas, por lo que «tenemos que mantener reuniones con los responsables de Seguridad Ciudadana para que nos indiquen de qué manera podría desarrollarse».

En cuanto al resto de celebraciones religiosas, en principio se mantienen con normalidad. Así, la novena dará comienzo el 30 de agosto, iniciándose a las 20.00 horas, con la exposición del Santísimo, el rezo del rosario, la eucaristía y el ejercicio de la novena. Este año las homilías de los ocho primeros días estarán a cargo de los cuatro vicarios episcopales de zona de la Archidiócesis de Sevilla (zona Norte, Enrique Barrera Delgado; zona Sur, Antonio Jesús Rodríguez Báez; zona Este, Diego Pérez Ojeda; y zona Oeste, Antonio Vergara González), mientras que la novena jornada estará presente el vicario general, Teodoro León Muñoz.

De forma paralela, también tendrá lugar otro turno de novena en horario matinal. En concreto, será a las 7.00 horas, con el rezo del rosario, la celebración de la misa y el ejercicio de la novena. En esta ocasión, los encargados de predicar las eucaristías serán Joaquín Reina Sousa, párroco de Santa María de la Mesa y rector del santuario de Consolación; y Manuel Muñoz Ríos, vicario de la Casa salesiana «Nuestra Señora del Carmen» de Utrera.

Estos cultos serán preludio de los actos programados el 8 de septiembre, coincidiendo con la festividad de la Virgen. La Solemne Misa Concelebrada, que marcará el momento más importante del día, estará presidida por Carlos Amigo Vallejo, cardenal arzobispo emérito de Sevilla.

Antes de esa eucaristía, se plantean otras durante la madrugada y mañana de esta especial jornada. Así, a la 1.00 horas habrá una misa dedicada a Los Palacios y Villafranca, Mairena del Alcor, Arahal, El Viso del Alcor, Puerto Serrano, Paradas, Morón de la Frontera, Dos Hermanas y Montellano; a las 7.00 horas estará dedicada a Los Molares; y a las 8.00 horas, al término del rosario e la aurora, tendrá lugar una más, que presidirá como es tradicional el director de la Casa salesiana de Utrera, Ramón Ronda Segrelles.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *