«Mi sueño es verme dentro de unos años ganando el Tour de Francia»

«Mi sueño es verme dentro de unos años ganando el Tour de Francia»

Comparte esta noticia:

El joven ciclista utrerano David García, con sólo 16 años, entrena cada día para convertirse pronto en profesional

El ciclismo en ruta de primer nivel está cambiando a marchas forzadas. De ser un deporte en el que los ciclistas maduraban a fuego lento y no alcanzaban el cénit de su carrera hasta casi la treintena, en los últimos años se ha vivido toda una revolución ya que la media de edad de los campeones ha bajado de una manera radical. En 2019, con sólo 22 años, Egan Bernal consiguió alzarse con el título de campeón del Tour de Francia y con apenas 20 años, Remco Evenepoel asombra a todos los especialistas con su clase en todos los terrenos. Y es que en la actualidad, hay jóvenes promesas que desde la categoría junior dan el paso directamente al mundo profesional, un sueño que persigue cada día con ahínco el joven ciclista utrerano David García Rojas.

Tiene actualmente sólo 16 años, lleva compitiendo desde hace un par de temporadas y tiene entre su palmarés el haber conseguido el segundo puesto en el circuito provincial de ciclismo cadete del pasado año. Sus primeros pinitos los realizó en el equipo «Team Bike Utrera», mientras que ahora defiende los colores de la escuadra granadina «Iuvenis Cycling Academy», bajo la batuta del exciclista profesional Jesús Rosendo, en encargado de pulir este diamante en bruto forjado en las carreteras utreranas.

Aunque quiere ir paso a paso, aprendiendo de todos los ciclistas con los que tiene la oportunidad de compartir grupeta, David tiene las cosas muy claras y cuando se trata de soñar lo hace a lo grande: «Desde la humildad, me veo ganando el Tour de Francia dentro de unos años». Así de contundente se expresa este utrerano que, consciente del cambio que ha experimentado el mundo del ciclismo, sabe que si hace las cosas bien y sigue progresando como hasta el momento, dentro de un par de años podría dar directamente el paso al campo profesional.

El caso de David no es más que el reflejo del excelente momento que vive en la actualidad el mundo del ciclismo en Utrera, un deporte que ha ganado muchísimos adeptos en la ciudad, ya que cada día es posible ver a cientos de ciclistas -tanto de montaña como de carretera- que entrenan por carreteras o caminos utreranos. «La afición que hay actualmente en Utrera es impresionante, hay días que se forman grupetas de más de veinte personas e incluso son muchos los ciclistas de fuera que vienen a entrenar a Utrera, porque la gente está muy fuerte y se entrena muy bien», explica David quien con su juventud se ha convertido en cierta manera en el protegido de muchos ciclistas veteranos que lo están viendo crecer encima de una bicicleta.

La cultura ciclista ha estado siempre presente en la casa de este joven utrerano, ya que tanto su padre como su tío están muy vinculados al mundo de las dos ruedas. Cuando hizo la primera comunión llegó el regalo de una bicicleta, primero David comenzó a montar en ella con el simple objetivo de disfrutar, pero poco a poco fue naciendo el gusanillo de la competición. Ahora las salidas en bici para pasear ya han pasado a la historia y se han convertido en entrenamientos sistemáticos de dos horas cada día, perfectamente planificados, con la fuerza medida en watios en todo momento y con fines de semana en los que David puede llegar a completar salidas de tres y cuatro horas.

A pesar de la ilusión que muestra por llegar al primer nivel de este deporte, el joven utrerano es perfectamente consciente de que se trata de un mundo muy efímero, ya que los ciclistas profesionales -en las mejores previsiones- pueden vivir de este deporte como mucho una década de sus vidas. Por ello David no descuida en ningún momento sus estudios, y ha conseguido terminar primero de Bachillerato con unas excelentes calificaciones, ya que sabe que su formación es clave para labrarse un futuro.

Un ciclista que sueña con subir puertos míticos como el Teide o el Veleta en Sierra Nevada, y que tiene claro que en el mundo del ciclismo no sólo cuenta dar pedales ya que, como él mismo explica, «no siempre gana el más fuerte, en muchos casos el que triunfa es el más inteligente, puedes estar muy fuerte pero si no tienes inteligencia, astucia y sabes colocarte en el pelotón, es muy complicado levantar los brazos».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *