Primeras figuras del mundo del flamenco analizaron en Utrera el difícil momento que atraviesa el sector

Primeras figuras del mundo del flamenco analizaron en Utrera el difícil momento que atraviesa el sector

Comparte esta noticia:

El teatro municipal «Enrique de la Cuadra» ha acogido el primer encuentro de los socios fundadores de «Unión Flamenca», la asociación de artistas profesionales del flamenco, que está dando sus pasos iniciales con el objetivo de constituirse en un órgano que de una vez por todas siente las bases para acabar con la precariedad en el sector.

Un importante ramillete de artistas del mundo flamenco, representados por nombres tan reconocidos como Eva Yerbabuena, Arcángel, Dorantes, Rocío Molina o Rocío Márquez, llegaban a Utrera para debatir sobre cuestiones que preocupan sobremanera al sector, que está tratando de salir a flote después del tremendo golpe que ha supuesto la paralización casi total de la actividad artística tras la pandemia provocada por el coronavirus. En los corrillos previos al acto oficial, cantaores, guitarristas y compositores hablaban del IVA, del IRPF, de la imposibilidad de acceder a prestaciones, de las fatigas que muchos de ellos están atravesando, de ayudas estatales y de otra serie de conceptos fiscales y tributarios que ahora más que nunca preocupan al mundo del flamenco.

«Estamos hoy aquí para dignificar nuestro trabajo en un momento complicado, hay que tener mucha paciencia, porque nos estamos encontrando un panorama desolador, el objetivo final es que se reconozcan nuestros derechos», aseguraba de manera tajante Eva Yerbabuena, presidenta de la asociación, quien recordó que «nosotros somos la materia prima de todo esto, sin nosotros no hay flamenco, ni festivales ni nada».

Una reivindicación que llegaba en un lugar con una enorme tradición flamenca como es Utrera, donde su alcalde, José María Villalobos, quien actuó como anfitrión y ofreció la localidad para la realización de todo tipo de actos de esta asociación, bromeaba diciendo que «hoy voy a poder presumir delante de mi madre que he estado compartiendo escenario con Eva Yerbabuena y Marina Heredia». Así, el primer edil utrerano animó a este nuevo colectivo a seguir peleando por los derechos del sector, asegurando que «hay que aprovechar este momento, en el que las personas que tenemos sensibilidad artística hemos echado tanto de menos la cultura». Villalobos también recordó que el Ayuntamiento que dirige avanzó en su día en esta dirección, impulsando la creación de la feria de industrias culturales del flamenco, tratando de ofrecerles viabilidad económica a los profesionales.

A este primer encuentro acudieron un buen número de artistas flamencos que se mostraron seriamente preocupados por el estado catastrófico en el que se encuentra el sector, como es el caso de Dani de Morón, Juan Carlos Romero o Andrés Marín. En este sentido, el director general de «Unión Flamenca» es José Cepero, quien comentó como «históricamente los artistas que se dedican al mundo del flamenco han sufrido por diversas cuestiones una merma en sus derechos, un problema que se ha manifestado ahora con mayor crudeza debido a la pandemia del coronavirus».


Artistas de la talla de Eva Yerbabuena, Arcángel, Dorantes, Rocío Molina y Rocío Márquez, entre otros, han acudido a la cita celebrada en el teatro de Utrera


Cepero quiso insistir en la importancia que tiene el flamenco para la denominada «marca España» y recordó que «los artistas flamencos no sólo son importantes desde el punto de vista cultural, son también cruciales como sector económico, ya que muchos de los turistas que llegan a nuestra tierra, lo hacen también atraídos por el mundo del flamenco. Además, somos una industria netamente andaluza».

Desde su surgimiento, «Unión Flamenca» ha mantenido ya varios encuentros con diferentes órganos de la Junta de Andalucía, además de con el rey Felipe VI y la reina Letizia, mientras que Cepero aseguró que «estamos pendientes también de una reunión con representantes del ministerio de Hacienda». Todo ello en un momento histórico en el que no entra ni un solo euro –ya sea procedente de actuaciones o de prestaciones sociales- en muchos hogares de artistas flamencos desde hace meses, lo que ha dibujado un escenario verdaderamente complicado para el sector. «Estamos en un momento en el que el flamenco y el arte en general corren un serio peligro», concluía Cepero en una cita que nace como un intento de salvación para un sector que poco a poco trata de sobreponerse de un periodo histórico muy delicado.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *