La ópera prima del saxofonista utrerano Manu Brazo, creada en el confinamiento como una historia de superación

La ópera prima del saxofonista utrerano Manu Brazo, creada en el confinamiento como una historia de superación

Uno de los sectores más perjudicados en la crisis provocada por la pandemia de la COVID-19 ha sido el cultural, un ámbito en el que los artistas han perdido muchas oportunidades de trabajo, contacto y expresión, teniendo que reinventarse y buscar nuevos canales de comunicación con su público. Así nace «Solo Dialogue», el primer disco del saxofonista Manu Brazo, un diálogo a solas consigo mismo, con su música y su público; un trabajo íntimo, solitario, lleno de sensaciones y sentimientos encontrados, y casi siempre en soledad, que quiere ser compartida.

El disco surge como una reflexión interna en plena crisis de la pandemia, tras la cancelación de una veintena de conciertos y clases magistrales en distintos lugares de Europa, además de un trabajo discográfico en Italia. «Decidí hacer un montaje de vídeo tocando la canción tradicional inglesa ‘Danny Boy’, arreglada por mi pareja, la violinista Claudia Gallardo, para cuatro violines y saxofón. Hacer este vídeo y que la gente disfrutara tanto de él como yo me motivó a hacer otro que pretendía que fuera mejor, más completo. Al poco tiempo grabamos ‘Devil’s Rag’, con el mismo formato pero de una forma mucho más compleja (puede verse el video en YouTube)», asevera el músico.

En ese momento, Manu Brazo decidió abrir otro camino simplemente explorado hasta entonces, consiguió material de grabación profesional y empezó a formarse durante el confinamiento para poder grabar y editar con un resultado profesional. Explica que «durante más de un mes me dediqué a probar, grabar, borrar y a mejorar de forma autodidacta para poder llevar a cabo una grabación que hiciera justicia a la idea del sonido que quería expresar y capturar».


El estreno del trabajo realizado por el utrerano tendrá lugar este jueves a las 12.00 horas


Esta idea, según manifiesta el saxofonista, fue tomando forma durante el mes siguiente, y así nació «Solo Dialogue» («Diálogo a solas»). Se trata de un proyecto que tiene como objetivo expresar las distintas emociones que Manu Brazo experimentó cuando su mundo se detuvo por completo, al igual que mostrar que la esperanza y el optimismo siempre pueden aparecer en la adversidad.

«Solo Dialogue» comenzó como un experimento y ha terminado siendo una motivación, una profunda experiencia musical y un nuevo y completo proyecto artístico. Es un álbum corto, de menos de 20 minutos de duración, que incluye cinco piezas cuidadosamente seleccionadas y adaptadas para saxofón solo. Todas ellas tienen en común que, a pesar de ser pensada para un único instrumento, hay momentos en los que puede escucharse un diálogo polifónico entre las distintas voces, lo cual crea la ilusión de que existe un instrumento que ayuda con el soporte armónico -un bajo-, mientras que otro hace sonar la melodía.

Esto es solo el principio de este nuevo camino para el utrerano, ya que en los próximos meses saldrá a la luz un segundo álbum. Para su siguiente grabación, ha contado con la colaboración de la pianista indonesa Prajna Indrawati, con la que lleva compartiendo escenarios desde que llegara a Londres en 2016 y con Claudia Gallardo. Según el músico, «será un proyecto muy especial, con música muy conocida y un sonido nuevo y diferente que ya está empezando a gestarse».


El saxofonista está trabajando ya en su segundo álbum, que verá la luz en los próximos meses


El álbum de Manu Brazo se estrenará este jueves, a las 12.00 horas, en la plataforma de música Spotify, además de aparecer junto a una serie de vídeos en el canal de Youtube del artista, y de poder descargarse en Amazon Music.

En cuanto a las piezas que integran «Solo Dialogue», son las siguientes:

«Adelita», de Francisco Tárrega. Pieza para guitarra. «Es una de las más famosas del maestro Tárrega, que nos presenta una melodía sencilla pero preciosa, sonando cálida y cercana con el sonido del saxofón»

«La Giga de la partita para violín solo en Re menor», de Juan Sebastián Bach. «Una virtuosa obra de ingeniería musical de dos minutos, en movimiento perpetuo que al adaptarlo al saxofón tiene que interpretarse utilizando la técnica de la respiración circular (se respira por la nariz mientras se sigue soplando por la boca)».

«Otoño en Buenos Aires», de José Elizondo. El conocido compositor mejicano contactó con Manu Brazo tras haber visto uno de sus trabajos. «Me enseñó su música y se ofreció a arreglar una pieza que me gustara para saxofón. Le expliqué mi proyecto y elegí ‘Otoño en Buenos Aires’, que ha sido interpretada en todo el mundo, incluso por el violonchelista Yo Yo Ma».

«La Sarabanda de la partita para flauta sola», de Juan Sebastián Bach. «Una de las melodías más bonitas que he interpretado. Está claro que cualquier obra de Bach es especial, pero hay algunas melodías con las que conectas de una forma más profunda y esta es una de ellas».

«Obsession», de segunda sonata de Eugène Ysaÿe. «Obra de una complejidad extrema, especialmente al adaptarla para saxofón, en la que se deforma de manera dramática un tema de Bach presentado al principio»

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *