- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

FCUI propone potenciar las visitas a los bares durante los días de la feria de Utrera, con cortes de tráfico y actuaciones

Hace unos días se confirmaba una noticia que todo el mundo intuía en Utrera: este año no habrá Feria de Consolación. Ante esta decisión del Ayuntamiento, la Formación Ciudadana Utrerana Independiente (FCUI) ha planteado diversas propuestas para esos destacados días del calendario local.

En concreto, este partido político afirma que, siempre que la situación sanitaria lo permita, los utreranos podrían «aprovechar la festividad de la patrona para visitar los distintos negocios hosteleros de la localidad y que nuestras cocinas mantengan su actividad». De esta forma se plantearía «una manera diferente de vivir la feria, flexible y diseminada, con la ciudadanía repartida entre los numerosos bares y restaurantes de Utrera, y amenizada por pequeñas actuaciones repartidas por los distintos barrios del municipio».

De forma paralela, desde FCUI apuestan por cortar el tráfico durante las horas más concurridas en las calles del centro y en aquellas con mayor afluencia de personas en los días de periferia. De esta forma «se ganaría espacio para el tránsito seguro, redirigiendo la circulación alrededor del centro de forma que ningún vecino tenga problemas para moverse por la ciudad y se consiga un centro casi peatonal».

Con estas medidas, quieren que «el dinero ayude a nuestros negocios a recuperar poco a poco su normalidad, y que estos, mediante el control de aforo, sumada a la diseminación por todos los locales de la ciudad, permitan controlar los riesgos derivados de la situación actual, siempre según lo permitido en septiembre por las autoridades sanitarias del gobierno de España y de la Junta de Andalucía».

FCUI, que ha mostrado su «apoyo total» a la suspensión de la Feria de Consolación, considera que «lo más importante en este momento es la salud de la ciudadanía», por lo que, «aunque se trate de una decisión difícil, es la más acertada». En cualquier caso, «una evolución favorable de la pandemia podría permitirnos explorar nuevos escenarios, controlados y seguros, con los que mantener activa la economía local y recuperar parte de lo que los negocios locales perderán durante la segunda semana de septiembre».