Un año del adiós a la perla de Utrera, un largo año sin José Antonio Reyes

Un año del adiós a la perla de Utrera, un largo año sin José Antonio Reyes

Comparte esta noticia:

El futbolista utrerano, que ha dejado una huella imborrable, perdía la vida en un terrible accidente el 1 de junio de 2019

Todavía es difícil de creer que José Antonio Reyes no está entre nosotros, que no saltará al terreno de juego, que no volverá a pasear por las calles de su pueblo o que no lo encontraremos viendo a los Muchachos de Consolación, un  Lunes Santo. La perla de Utrera como se conocía al futbolista, el mejor deportista de la historia de su ciudad, pasó a convertirse en una leyenda del fútbol mundial, a sus 35 años, el 1 de junio de 2019, fecha en la que Utrera perdía a uno de sus paisanos más ilustres, el futbolista José Antonio Reyes Calderón.

En torno a las 12.30 horas del sábado 1 de junio de hace justo un año, una triste noticia que nadie quería creer, recorría como la pólvora  las calles de la localidad y se iba trasladando de un teléfono móvil a otro, la inesperada y repentina muerte de José Antonio Reyes.


Aquel día el utrerano regresaba a casa tras entrenar en Almendralejo y no ser convocado para el partido del Extremadura ante el Cádiz, ya que se estaba recuperando de una lesión que le impedía rendir al máximo sobre el terreno de juego. A las 11.40 horas, en el kilómetro 17 de la A-376, a su paso por el término municipal de Alcalá de Guadaíra, muy cerca de la finca que los utreranos conocen como «El Trance de Aragón», el Mercedes Brabus que conducía el futbolista se salía de la calzada y, sin control, recorría más de 200 metros, hasta impactar con un muro y arder en un camino anexo a la autovía. Le acompañaban dos de sus primos: Jonathan Reyes (23 años), que también falleció en el acto; y Juan Manuel Calderón, que tras meses ingresado en estado muy grave ha logrado recuperarse casi milagrosamente.


El coche que conducía Reyes se salió de la calzada, impactó contra un muro y terminó consumido por las llamas


Fueron miles de utreranos los que pasaron por la capilla ardiente instalada en el salón de plenos de Ayuntamiento para dar el último adiós al futbolista, que tantas alegrías dio a Utrera. Importantes personalidades del mundo del deporte, consternado por el fallecimiento de José Antonio Reyes, a los 35 años, pasaba por la capilla ardiente instalada en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

El féretro con los restos mortales del jugador -cubierto por las banderas de Utrera y del Sevilla- abandonaba la capilla ardiente instalada en el Ayuntamiento de Utrera, portado a hombros por familiares y amigos hasta su llegada a la parroquia de Santa María de la Mesa. Esta iglesia acogió el multitudinario último adiós al utrerano que posteriormente recibía sepultura en el cementerio municipal en la más estricta intimidad.

Una carrera plagada de éxitos

José Antonio Reyes fue el jugador más precoz en debutar con el Sevilla, cuando sólo tenía 16 años. Su traspaso en la temporada 2003-2004 al Arsenal en el mercado invernal, supuso una inyección económica vital para el club, que atravesaba una delicada situación. El traspaso del futbolista utrerano supuso en cierta manera la salvación para el club de Nervión, de donde el futbolista utrerano se marchó con lágrimas en sus ojos.

En el equipo inglés se convirtió en el primer español en ganar una Premier League, conquistó además una Comunnity Shield en 2004 y una F.A. Cup en 2005. Una meteórica proyección  que le sirvió para ser incluido en la lista de 23 para el Mundial de Alemania de 2006, aunque no pudo destapar el tarro de sus esencias futbolísticas ya que España fue eliminada en octavos por Francia.

Ese mismo año regresó a España tras ser fichado por el Real Madrid, en un año que terminó de manera soñada para el futbolista utrerano ya que con sus dos goles ante el Mallorca le dio la liga al equipo entrenado por Fabio Capello. También militó  en el Atlético de Madrid, durante dos etapas (2007-08 y 2009-2011), equipo con el que Reyes levantó dos títulos de Europa League (en uno de ellos solo disputó media temporada) y una Supercopa de Europa. En esta última, además, marcó en la final ante el Inter de Milán. En la temporada 2008-09, con la camiseta del Benfica, el jugador utrerano se alzó la Copa de la Liga de Portugal.


José Antonio Reyes militó en equipos como el Sevilla FC, Arsenal, Real Madrid, Atlético de Madrid o Benfica


Cuando parecía que ya había dado sus mejores años en 2012, el utrerano regresó al Sevilla FC, para hacerlo todavía más grande, al ganar tres torneos de la Liga Europa de forma consecutiva (2014, 2015 y 2016). Reyes fue el encargado de levantar el que sería su último título como profesional, la Europa League conquistada en Basilea en 2016.  Se marchó convertido en una leyenda para todos los sevillistas primero al Espanyol, después al Córdoba –al que salvó de un descenso-, pasó fugazmente por la liga China, como jugador del Xianjiang y finalmente desembarcaba en el Extremadura.

Una Premier League, una Liga y tres Europa Laegue con el Sevilla fueron algunos de los títulos que levantó Reyes

La muerte del futbolista dejaba al mundo del deporte y a  su pueblo completamente roto de dolor, con la voz anudada y el corazón quebrantado por la inesperada muerte de una persona tan querida y reconocida. Utrera golpeada por la tragedia en un silencio sobrecogedor se rompía al grito de «Reyes Campeón» y los aplausos y la ovación de los utreranos, que siempre echarán de menos al futbolista de la eterna sonrisa, la «perla» de Utrera.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *