El detenido tras una persecución por Utrera intentó robar la corona del simpecado de la Virgen de Consolación

El detenido tras una persecución por Utrera intentó robar la corona del simpecado de la Virgen de Consolación

Comparte esta noticia:

Es un delincuente habitual, que tiene a sus espaldas distintos robos. Tras ser localizado, protagonizó una persecución por las calles de Utrera hasta que finalmente la Guardia Civil logró detenerlo, para quedar posteriormente en libertad con cargos.

Se trata de J.A.O., de 28 años, quien fue también el autor del intento de robo de la corona de la Virgen de Consolación y del Niño Jesús, que se encuentran en el simpecado de la hermandad. Sucedió antes del decreto del estado de alarma, cuando esa pieza se encontraba en la sala de los milagros del santuario de la patrona, conocido de forma popular como la «sala del lagarto».

Según ha podido saber Utrera Digital, al interponerse la correspondiente denuncia, los agentes de la Benemérita visualizaron las grabaciones de las cámaras que están instaladas en el templo. Y fue cuando confirmaron que se trata de este conocido delincuente.


El simpecado estaba en la «sala del lagarto» del santuario, y fue identificado gracias a las cámaras de seguridad del templo


No sólo lo buscaba la Guardia Civil, también pesaban sobre él varias requisitorias de, al menos, dos juzgados. Los agentes lograron detenerlo el pasado día 14, cuando tuvieron constancia de que se escondía en casa de un familiar. Esperaron que saliera a la calle y «al verse sorprendido, esta persona emprendió la huida a la carrera por los bloques cercanos a su domicilio, mientras gritaba amenazas hacia los agentes y pedía que le abriesen la puerta, sin que pudiera entrar en ningún domicilio debido al cerco policial al que había sido sometido», como ha señalado el Instituto Armado.

En un intento por zafarse de la presión policial, trató de refugiarse junto a las vías del tren que pasan cerca del canal del arroyo Calzas Anchas. Fue localizado y, «cuando iba a ser detenido, golpeó a uno de los agentes en el pecho y volvió a emprender la huida a la carrera». Un segundo funcionario fue agredido cuando el delincuente fue apresado en el domicilio de un familiar donde se había escondido otra vez.

La Guardia Civil lo puso a disposición judicial como presunto autor de tres delitos de atentado a agentes de la autoridad, otro de amenazas, desobediencia grave, desordenes públicos, dos delitos de robo con fuerza en el interior de vehículo y hurto de un objeto de valor cultural. Según recoge ABC de Sevilla, entre los hechos que le imputan está la supuesta participación en unos altercados ocurridos el 10 de abril en la vía pública, en la que fueron agredidos varios agentes. Finalmente ha quedado en libertad con cargos.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *