- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Cruz Roja entrega tarjetas-monedero a los utreranos más necesitados para hacer sus compras básicas en Utrera

El estado de alarma provocado por la pandemia del Covid-19 ha traído consigo consecuencias difíciles para la sociedad. Son muchas las personas que han tenido que cerrar sus negocios y no han podido tener ingresos suficientes durante este confinamiento. Por este motivo, las ayudas sociales se han multiplicado gracias a la colaboración de muchas empresas y a la gran labor que realizan organizaciones como la asamblea de Cruz Roja en Utrera.

Una de las iniciativas puestas en marcha durante esta cuarentena ha sido el proyecto «Responde», mediante el que se atiende a toda la población que se encuentre en situación de vulnerabilidad: usuarios de Cruz Roja, personas derivadas de los Servicios Sociales y aquellas que provienen de otras entidades.

Esta organización ha realizado convenios de colaboración con la cadena Mercadona para todo el país, proporcionando tarjetas para comprar en estos supermercados. Asimismo, Cruz Roja de Utrera en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad y La Caixa ha proporcionado tarjetas-monedero para comprar en los comercios de la ciudad. Con respecto a este proyecto, han sido muchas las empresas que han contribuido para ayudar a las familias más necesitadas: Panadería Obando, con 34 cajas de picos con 150 bolsas cada una; Rucapry, con 300 cajas de alimentos varios de 30 kilogramos cada una para 300 familias; Hermanos Ayala, con seis palets de alimentos para 150 familias; Zabala, con un palet con productos de higiene y alimentos infantiles; Confección JVZ, con 300 mascarillas; Grucoan y Grupo Abu, con 300 mascarillas y 87 batas; Díaz Cadenas, con cinco palets con 26 cajas de alimentos cada uno; y Supermercado Pepito, con la merienda de los niños del taller «Promoción del éxito escolar» de Cruz Roja Juventud.

En palabras de la organización, «es digno de destacar y agradecer la labor de nuestros voluntarios, repartidos por nuestra ciudad, llevando alimentos y medicamentos a personas imposibilitadas, acompañándolos al médico y yendo de un sitio a otros con la satisfacción de aliviar las necesidades de los más desfavorecidos».