La utrerana calle Virgen de Consolación estrena sombra con el montaje de los nuevos toldos

La utrerana calle Virgen de Consolación estrena sombra con el montaje de los nuevos toldos

La sombra ha comenzado a llegar a la calle Virgen de Consolación, conocida popularmente como calle Ancha. Lo ha hecho con el inicio de la instalación del sistema de entoldados que, a partir de este año, podrá contemplarse cada temporada veraniega.

Estaba previsto que el proceso hubiera culminado con el comienzo del mes de mayo. Sin embargo, la paralización de la actividad como consecuencia del estado de alarma ha llevado a retrasar algunas fechas estos trabajos.

La previsión por parte del Ayuntamiento es que los toldos permanezcan en esta céntrica zona de Utrera hasta el mes de octubre. La iniciativa tiene como objetivo proporcionar sombra y proteger a los viandantes de las inclemencias del tiempo durante el período del verano a través de la implantación de estos toldos o elementos textiles.

Aunque el entoldado se anclará a las fachadas de los edificios de esta calle, ha sido necesario ubicar varios postes que sirvan de sustento a los toldos delante de algunos inmuebles en cuyas paredes no puede realizarse esa sujeción al tratarse de edificios históricos especialmente protegidos.

Con respecto a este proyecto, la edil de Comercio, María del Carmen Cabra, ha explicado que la instalación de los toldos llega «tras el estudio que se ha llevado a cabo a nivel técnico y arqueológico, fabricación de material,…». Los toldos se han realizado con tejido HPDE, polietileno de alta densidad o tejido con características similares, que permite el paso del agua para evitar la acumulación por lluvias y con tratamiento ignífugo. Se están fijando mediante anclajes y cables de acero con tensores que den rigidez a la lona en los puntos de sustentación. Los toldos son de un solo color y no llevan publicidad.

Desde el Consistorio han explicado que esta actuación llega «en consonancia con las políticas municipales en materia de comercio y con el compromiso europeo por un medio urbano sostenible». Se trata de «recuperar la calle como espacio de convivencia, fomentando la reactivación social y económica del tejido conectivo de la ciudad consolidada, haciendo más habitable la zona centro del municipio, a un público asistente a las actividades comerciales, culturales, de ocio y esparcimiento». La solución alcanzada es un sistema de toldos fijos y separados de las fachadas a una distancia que, en general, se mantiene constante. Este proyecto presenta un contrato de varios años de duración en los que incluye desmontaje, conservación, limpieza y mantenimiento de los toldos.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *