Cómo elegir el secador de pelo ideal

Cómo elegir el secador de pelo ideal

El cuidado de nuestro cabello es una de las cosas a las que más tiempo solemos dedicarle. Nos preocupa mantenerlo sano y con buen aspecto ya que es parte fundamental de nuestra imagen. Por eso no dudamos en buscar el champú más conveniente e invertimos en todo tipo de mascarillas y tratamientos que nos ayudan a cuidarlo.

Es por esto que si hay un electrodoméstico que no puede faltar en el armarito del baño de cada casa, es sin lugar a dudas el secador de pelo. Lo que en sus orígenes era un enorme aparato relegado a las peluquerías, se ha convertido en un dispositivo imprescindible para el cuidado de nuestro cabello y hemos extendido su uso a todo tipo de trucos que nos resuelven la vida.

Sin embargo, en muchas ocasiones no le prestamos la necesaria atención antes de adquirir uno nuevo, pues equivocadamente tendemos a pensar que son todos iguales. Pero lo cierto es, que no todos los secadores de pelo funcionan exactamente de la misma forma y es conveniente tomar el tiempo necesario para elegir bien.

Publicidad

Por otro lado, debemos tener en cuenta que es muy importante que el secador funcione bien y haga un secado eficaz. De lo contrario podemos dañar la salud del pelo e incluso del cuero cabelludo, ya sea porque se ha quedado húmedo o por culpa de un secador viejo o mal calibrado que ha emitido más calor del necesario.

Eligiendo un secador de pelo

Son varios los factores que vamos a tener en cuenta a la hora de elegir el secador, pero lo primero que tenemos que hacer es preguntarnos cuál va a ser el uso que le vamos a dar y cuántas personas lo usarán con frecuencia.

En primer lugar, observaremos la potencia que puede desplegar el dispositivo, en la actualidad suelen estar por encima de los 2000 W más que suficiente para cualquier mata de pelo. Por otro lado, tampoco está de más si nos ofrece la ráfaga de aire frío que puede ser muy refrescante.

Pero los dos aspectos más importantes que debemos considerar son el número de velocidades del ventilador, así como el número de posiciones para regular los distintos niveles de temperatura de los que dispone cada tipo de secador. De esta forma podemos regular la potencia y la intensidad de calor para cada tipo de pelo.

Por último, no podemos olvidarnos de los accesorios como el difusor o dosificador de aire que ayudan a dirigir el chorro de aire para un secado más efectivo.

Tecnología iónica

Si de lo que estamos hablando es del cuidado del pelo, entonces debemos asegurarnos de que nuestro secador de pelo dispondrá de la tecnología iónica, gracias a la cual nuestro cabello estará menos tiempo expuesto al calor intenso, no quedará tan reseco y no se encrespará.

El objetivo de la tecnología iónica es combatir la electricidad estática que se forma en el pelo, de tal forma que las moléculas de agua se dividen con mayor facilidad siendo más fácil para su absorción a través del cuero cabelludo y del propio pelo. Así pues, se mantendrá seco a la par que bien hidratado, lo cual favorece su aspecto saludable.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *