El comedor social de Utrera pide una comisión especial para hacer frente a una crisis que «ya ha superado a la de 2008»

El comedor social de Utrera pide una comisión especial para hacer frente a una crisis que «ya ha superado a la de 2008»

El comedor social «Santiago el Mayor» atiende ya a más de 430 personas cada día, lo que supone haber superado «con creces» lo registrado en los peores momentos de la crisis anterior

El comedor social «Santiago el Mayor» viene trabajando desde hace años para dar de comer cada día a muchas familias de Utrera. A pesar de la experiencia, la situación que está viviendo ahora no la había conocido ni siquiera en los peores momentos de la crisis que se produjo en torno al año 2008.

Dicha institución, gestionada por el grupo de fieles del Resucitado, ha destacado la «gravedad» de este momento, ya que se «ha superado con creces la media de personas atendidas» hace más de una década, cuando en el pico más complejo de aquella situación se llegó a dar de comer a 376 utreranos. Ahora, que además ha tenido que suprimir la cocina diaria por el reparto de alimentos, ya se atienden a «más de 430 usuarios», siendo una cifra que a diario sigue incrementándose.

Ante este escenario, dicho colectivo apuesta por crear una comisión especial, presidida por el Ayuntamiento de Utrera, que sirva para articular de manera ordenada las bases de actuación participativa de todos los sectores comprometidos. En concreto, propone que toda la gestión se canalice a través de la concejalía de Servicios Sociales para que, a su vez, sea esta la que derive a los ciudadanos hacia las distintas instituciones que prestan su ayuda a los más necesitados.

A juicio del colectivo que gestiona el comedor, «debemos trabajar todos de la mano, y debe ser la administración la que, de forma objetiva, coordine a todos los sectores implicados, articulando además las medidas necesarias para que las personas con necesidades accedan a los recursos de forma eficiente e imparcial, evitando posibles desigualdades». Así, consideran que «es el momento de establecer de forma coordinada las bases de funcionamiento de todas las organizaciones implicadas en la asistencia alimenticia de las personas con escasos recursos, estableciendo un lenguaje único que nos aleje de protagonismos y delimitando los nichos de actuación de cada una de ellas de cara a mejorar la prestación de los servicios, y con objeto de evitar que el afán por ayudar nos conduzca a la desorganización más absoluta».

Por otro lado, desde el comedor social han agradecido la iniciativa de Juntos por Utrera (JxU), que pide al Ayuntamiento un incremento de la partida destinada al sostenimiento del proyecto, y plantea que las actuales instalaciones que existen en la calle Cristo de los Afligidos se sustituyan por las del Hospital de la Santa Resurrección –el «Hospitalito»-. Sin embargo, el colectivo que gestiona aquella institución humanitaria afirma que «no podemos aceptar la propuesta realizada y nos desvinculamos de la misma». De hecho, afirman que «consideramos que las propuestas realizadas no representan los intereses de la asociación y se alejan de las líneas de trabajo que venimos estableciendo desde el inicio de nuestras actividades. Queremos dejar muy claro que la única interlocución válida de cara a la opinión pública es la institucional».

JxU afirma que consultó su propuesta con el comedor

A raíz de las declaraciones realizadas desde el comedor social, JxU ha defendido que su propuesta es «bastante razonable», ya que solicita una mayor dotación económica que los 12.000 euros anuales que tienen como subvención municipal «y que no se han incrementado desde hace más de seis años».

De igual modo, ha explicado que, antes de presentar la petición al Ayuntamiento, se pusieron en contacto con responsables de la institución solidaria «para consultar su opinión e informarles de que se iba a trasladar al pleno, siempre que ellos estuvieran de acuerdo». Así, según ha señalado Juntos por Utrera, «se nos hizo saber que estaban atendiendo diariamente a 420 personas (como era previsible ya son 430) que desde los propios Servicios Sociales les estaban derivando personas todos los días y que, según el propio comedor social, si no fuera por el Banco de Alimentos no podrían continuar atendiendo a tantas personas». En palabras de dicha formación política, «este es uno de sus temores, por eso la necesidad de aumentar la subvención», a lo que respondieron que «nos agradecieran que llevásemos esta propuesta al pleno».

En cuanto al traslado a las instalaciones del «Hospitalito», JxU asegura que «también manifestaron su conformidad si esto fuera posible, ya que las actuales dependencias son insuficientes y no requieren las condiciones adecuadas a la demanda del comedor».

Así las cosas, «es evidente que si nos muestran en todo momento la conformidad con nuestras propuestas, no tiene ningún sentido que ahora se hagan las declaraciones que, supuestamente, ha hecho el comedor del Resucitado». Por ello, «lamentamos profundamente que consideren que las propuestas que hace una semana les parecían bien ahora digan ‘nos desvinculamos de la misma y no la podemos aceptar’, aunque resulta difícil de creer para cualquiera que no les resulte necesario disponer de una mayor subvención, cuando es el propio comedor social el que advierte de la ‘gravedad de la situación en la que nos encontramos ha provocado que se supere con creces la media de personas atendidas durante la crisis de 2008’».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.