Un «portaaviones» que llegó a Utrera «navegando» desde Triana

Un «portaaviones» que llegó a Utrera «navegando» desde Triana

Comparte esta noticia:

La tarde del Viernes Santo acoge cada año a cientos de utreranos que no despegan su mirada de la puerta de la iglesia de San Francisco. Tras los primeros tramos de nazarenos, de repente, aparece la contundencia inconfundible del paso del Señor Atado a la Columna, conocido en la localidad con el sobrenombre del «portaaviones».

Es un paso que tiene encerrada en sus trabajaderas una curiosa historia, ya que la hermandad de la Vera-Cruz lo compró a la de la Esperanza de Triana en 1971, por la cantidad exacta de 100.000 pesetas, una auténtica fortuna para la época. Curiosamente, la hermandad utrerana vendió su antiguo paso a la hermandad del Gran Poder de Barcelona por 150.000 pesetas, por lo que transacción se cerró incluso con superávit. La peculiar forma que tiene el canasto, donde se asienta la crestería y donde se pueden contemplar una especie de alerones, todo ello unido a su gran tamaño, habría sido la causa por la que el paso ya fue bautizado por los sevillanos como el «portaaviones», una forma de llamarlo que continúa hoy en día en Utrera.

El paso llegó «navegando» desde Sevilla a Utrera transportado por un camión, que lo dejó en la zona del puente ferroviario de La Fontanilla. Una vez allí, esperaba una cuadrilla de costaleros profesionales, mandada por Juan Vargas, que se encargó de llevarlo hasta la iglesia de San Francisco.

Durante décadas, en este paso procesionó el Señor de las Tres Caídas de Triana, pero la hermandad hispalense decidió cambiarlo a causa de su excesivo peso porque, además, se trataba de una época en la que no sobraban los costaleros. Rafael Rodríguez Quirós –una vez que el paso ya era propiedad de la Vera-Cruz- se encargó de realizar las modificaciones necesarias para que el paso contara con una trabajadera más de las que tenía inicialmente, llegando a las nueve y por tanto contando con 54 costaleros, lo que suponía seis hombres más.

A los cofrades utreranos más poéticos les gusta decir que «algo del espíritu trianero quedó encerrado en las trabajaderas de este paso», porque trata de caminar como lo hacen algunos pasos de este emblemático arrabal sevillano. El «portaaviones» desata pasiones y recelos en Utrera casi a partes iguales, poniendo en marcha una forma de andar muy característica.

Hay que acudir a personas que son piezas fundamentales en la hermandad de la Vera-Cruz para conocer las verdaderas razones que justifican esta decisión estilística. Una de ellas es José Luis Benavides, quien está convencido de que «fue la forma de tocar de la banda de cornetas y tambores de la Vera-Cruz de Utrera la que provocó que, a partir de los años 90, el paso empezara a andar como lo hace ahora». En 1993 tuvo lugar la refundación de la banda, una época en la que los responsables de la formación musical tomaron como principal influencia la banda de las Tres Caídas de Triana, manteniendo además una relación muy estrecha con Julio Vera.

La Vera-Cruz de Utrera intentaba sonar como la banda trianera, lo que provocó que los costaleros del «portaaviones» empezaran a interpretar a su manera el andar propio de los pasos de Triana, y más concretamente de la Esperanza de Triana, por lo que el paso comenzó a «trianear» en Utrera. La alianza entre los costaleros y la banda se ha ido intensificando con el paso de los años, consiguiendo una impronta muy personal, por lo que atrás quedaron los primeros años en los que las cuadrillas de costaleros profesionales no se permitían la más mínima floritura.

Desde hace casi medio siglo, cada Viernes Santo un trocito de la magia de Triana camina por las calles de Utrera, siempre al son de una banda sin la cual no se puede entender este paso de misterio. Un auténtico barco de la Semana Santa, que hace que muchos utreranos contengan la respiración cuando desafía a las más elementales leyes de la física pasando por la estrecha calle Preciosa, y que los aplausos espontáneos llenen todos los rincones de la localidad cuando protagoniza una de sus espectaculares arrancadas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *