Abusa sexualmente de una niña de 12 años en Utrera pero finalmente no entrará en prisión

Abusa sexualmente de una niña de 12 años en Utrera pero finalmente no entrará en prisión

Un vecino de Utrera ha reconocido que abusó sexualmente de una niña de 12 años, aunque no entrará en prisión por ese delito. Así lo ha dictado la Audiencia de Sevilla, tras el acuerdo alcanzado por ambas partes.

Este hombre, de 50 años, ha sido condenado a dos años de cárcel después de que abusara de su vecina, a la que besó y tocó «con la excusa de ayudarla a saltar una valla». Sin embargo, no pisará la prisión siempre que no cometa ningún delito y pague una indemnización de 5.000 euros a la víctima, frente a los 20.000 que inicialmente reclamaban el fiscal y la familia de la niña. Además, el tribunal también le prohíbe acercarse a menos de 300 metros de la menor o comunicarse con ella durante cuatro años.

Según han informado fuentes del caso a Efe, recogido por Diario de Sevilla, la sección séptima de la Audiencia de Sevilla tenía previsto juzgar el pasado 27 de enero a J.P.A., para quien el Ministerio Público pedía tres años de cárcel y la familia de la menor, cuatro. No obstante, las acusaciones y la defensa alcanzaron un acuerdo de conformidad antes de la vista oral y el tribunal dictó sentencia firme en la misma sala.

En virtud de ese acuerdo, el encausado reconoció ser el autor del abuso sexual y aceptó la pena, aunque el fiscal se mostró favorable a que la ejecución de la condena sea suspendida.

Los hechos ocurrieron en la tarde del 1 de mayo de 2016 en una finca en el término municipal de Utrera cuando el acusado, «aprovechando que se encontraba a solas» con la joven, de 12 años, y «guiado por un ilícito ánimo libidinoso», la abrazó «con la excusa de ayudarla a saltar una valla», según el fiscal.

A continuación le dio «un beso con lengua en la mejilla» y la niña, que «no pudo zafarse del abrazo», cayó al suelo, momento en el que el procesado, de 50 años, «se colocó encima» de ella y «comenzó a frotarle la barriga con la mano» para acto seguido situarse sobre sus partes íntimas «sin quitarse la ropa» y decirle «enséñamelo; si no me lo enseñas, no sales».

Ante la negativa de la víctima, el acusado «la soltó» y ella acudió «junto a la compañía de otros mayores», a los que comunicó lo sucedido «en cuanto alcanzó la seguridad para ello».

Según la acusación particular, J.P.A. se ofreció a la víctima a «acompañarla a buscar flores» en una parcela aledaña a la suya y después le pidió que no se lo contase a su esposa, pero la joven no le hizo caso y la mujer llamó a su marido y «lo abofeteó» después de que le confirmara lo que había hecho.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *