La retirada de vehículos abandonados en Utrera se cuadruplica en un año

La retirada de vehículos abandonados en Utrera se cuadruplica en un año

La Policía Local, en atención a las indicaciones recibidas desde el Ayuntamiento de Utrera, ha intensificado su labor en materia de tratamiento residual de vehículos. En este sentido, en 2019 cuadruplicó el número de actuaciones con respecto al año anterior, mientras que, si se compara con los datos de 2017, los expedientes abiertos para la retirada de vehículos se multiplicaron por 14.

En total, los tramitados durante el pasado ejercicio fueron 212. De ellos, 116 -entre coches, ciclomotores y bicicletas- fueron llevados hasta el desguace. Estos datos suponen un gran salto con respecto a los datos de años anteriores: en 2017, fueron 15 los expedientes abiertos con un total de 14 vehículos dados de baja y desguazados; y en 2018, la cifra fue de 54 expedientes abiertos, con 41 bajas y desguazados.

Esta tarea supone un gran esfuerzo para la Policía Local. Y es que conlleva no solo mantener plenamente operativo su depósito de vehículos, por el que han pasado durante 2019 un total de 468 vehículos, sino también la contratación de un depósito auxiliar para albergar automóviles de larga duración.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Antonio Villalba, ha afirmado que «continuaremos con nuestro compromiso de mantener Utrera limpia de vehículos abandonados. Se tramitarán el resto de expedientes iniciados y seguirán las labores de retirada de vehículos abandonados en la vía pública». En este sentido, «las labores de vigilancia seguirán activas, y los 50 vehículos que en estos momentos nos consta que están en estado de abandono en la calles de Utrera, serán retirados lo antes posible».

En esta misma línea, ha anunciado la tramitación de expedientes contra los titulares de los vehículos, dentro del marco legal previsto por las leyes de ámbito autonómico y por las ordenanzas municipales, lo que conlleva importantes sanciones económicas a los responsables del abandono.

El edil ha explicado que estas medidas se llevan a cabo «para adecuarnos a la política de racionalización de recursos y del gasto público, así como para la mejora de la imagen de la ciudad y la conservación del medio ambiente». La finalidad principal de estas actuaciones es llevar a desguaces, sin causar perjuicio al medio ambiente, tanto los vehículos depositados en la jefatura por diversas razones cuando no son reclamados por sus propietarios en los plazos establecidos legalmente, como los vehículos estacionados en la vía pública y declarados en estado de abandono. «Su estacionamiento suponen una molestia para los vecinos, una merma de las plazas de aparcamiento disponibles y también el deslucimiento de la ciudad, ya que tener en nuestras calles coches abandonados crea una imagen muy negativa de Utrera», ha destacado Villalba.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *