- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Utrera apuesta por el medio ambiente con el nuevo sistema de iluminación que está implantándose en las calles de la ciudad

De la tradicional luz amarilla que ofrecían las lámparas de vapor de sodio, numerosos puntos de Utrera han pasado a disfrutar ahora de la iluminación más potente y clara que ofrecen las lámparas led de última generación, que han terminado por imponerse. Además, no se trata de una cuestión meramente estética o simplemente relacionada con el color de la luz que ilumina la localidad, ya que la nueva tecnología que está llegando a las calles de Utrera ofrece numerosas ventajas tanto a la hora de cuidar el medio ambiente como en el apartado económico. Las antiguas lámparas de vapor de sodio emiten importantes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, algo que se reduce notablemente gracias a la tecnología led.

En relación con la factura que se paga, al igual que muchos ciudadanos han podido comprobar en sus domicilios privados cuando han llevado a cabo el cambio a las nuevas lámparas led, la diferencia es muy notable. Según indican fuentes del Ayuntamiento de Utrera, la ciudad va a ahorrar en torno a 300.000 euros al año gracias al cambio en el alumbrado público.

La iluminación de una ciudad es un aspecto muy importante que en algunas ocasiones influye incluso en la seguridad ciudadana. Existen estudios que demuestran que las ciudades mejor iluminadas son ciudades más seguras, donde se cometen menos robos y delitos, y hombres y mujeres pueden caminar de una manera más tranquila por sus calles cuando el sol ya no ilumina. Así, Utrera con el cambio de la iluminación no sólo va a ahorrar dinero en la factura y va a ser más respetuosa con el medio ambiente, además se va a convertir en una ciudad más segura.

La diferencia es evidente en las calles donde aún no se ha cambiado la iluminación

Desde el año 2017, el Consistorio utrerano está trabajando en esta importante renovación que por el momento afecta a más de la mitad de los puntos de luz que existen en todo el casco urbano de la ciudad y las pedanías. La Corredera y la Ronda Norte fueron los primeros enclaves a los que llegaron estas nuevas lámparas para las farolas, que en los últimos meses poco a poco están conquistando rincones de toda la localidad. Un proyecto gracias al cual el Ayuntamiento puede llegar a ahorrar un 40% del consumo anual en esta partida, que a partir de ahora podrá ser invertido en otros aspectos como por ejemplo cultura, educación o zonas verdes. «Nuestra intención es pasar de un modelo ya obsoleto, con un alto impacto económico y medioambiental, hacia un modelo moderno y en el que tiene cabida la sensibilidad medioambiental», ha explicado el alcalde, José María Villalobos, quien también ha recordado cómo este objetivo se relaciona directamente con el proyecto de ciudad inteligente, en el que la iluminación cobra una especial importancia, ya que la idea es que pueda ser controlada y gestionada de manera telemática en función de las necesidades de cada momento concreto.

En materia de cifras, las calles del casco urbano de Utrera albergan más de 9.000 puntos de luz, de los que están siendo renovados en la actualidad más de 5.000. Con la antigua tecnología, la ciudad consumía al año más de 4.000 kilovatios al año en el alumbrado público, pagando facturas por encima de los 600.000 euros cada ejercicio.

Para poner en marcha esta importante renovación del alumbrado público, que está cambiando por entero el color de las noches de la localidad y permite que la ciudad sea más respetuosa con el medio ambiente, el Ayuntamiento de Utrera ha recibido la ayuda en forma de un préstamo de tres millones de euros sin intereses, procedente del ministerio de Industria, que la administración local debe devolver en un período de tiempo de 10 años. Se trata de una operación económica que, según indica el propio Consistorio, «se puede amortizar fácilmente gracias al ahorro que cada año va a suponer el cambio de tecnología».

En la actualidad son cuatro las empresas que se están encargando de la renovación de las lámparas de las farolas en zonas tan dispares de Utrera como El Tinte, La Fontanilla, Arenal, Vistalegre, San Juan Bosco, Las Torres, Campoverde, El Junquillo, Los Descubridores, La Gordilla, el Matadero, La Mulata, Las Veredillas o Guadalema de los Quintero. Se trata, además, de importantes y solventes empresas del sector como la Sociedad Ibérica de Construcciones Ibéricas, Ferrovial, Siemsa o FCC.

Una renovación de las lámparas que va también un poco más allá, ya que incluye la telegestión del sistema a través de un software que permite el control punto a punto. «Con este importante proyecto vamos a dar un salto cualitativo en el sistema de iluminación de la ciudad, que nos permitirá tener mucha más calidad lumínica, ahorrar dinero y contaminar menos», ha explicado el propio alcalde, quien ha apostado de manera personal desde su llegada a la alcaldía por soluciones para la ciudad que sean respetuosas con el medio ambiente.

«Cada vez más ciudades están cultivando la perspectiva de género también dentro del sector del urbanismo, porque el diseño de las ciudades puede ser muy importante para este tema. Las ciudades tienen que ser entornos amables, y la iluminación es fundamental para que todas las personas, y por supuesto las mujeres, nos sintamos más seguras cuando caminamos por las calles», explica Violeta Fernández, concejala de Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Utrera.