Capotazo de Fran Rivera a la Navidad en un pregón con un mensaje de «sacrificio» y «constancia» en Utrera (IMÁGENES Y AUDIO)

Capotazo de Fran Rivera a la Navidad en un pregón con un mensaje de «sacrificio» y «constancia» en Utrera (IMÁGENES Y AUDIO)

Si hay una cita clásica cada año en vísperas de la Navidad en Utrera, es la que organiza la Casa salesiana de la ciudad. Su tradicional pregón, que ha alcanzado ya la cuadragésimo quinta edición, reunió a más de un millar de personas que abarrotaron la basílica de María Auxiliadora.

El protagonista de este acto fue el torero Francisco Rivera Ordóñez, que fue invitado por esta congregación religiosa para pronunciar el texto anunciador del nacimiento del Niño Jesús. Sin embargo, la suya fue intervención en la que la Navidad brilló por su ausencia, dedicando su presencia a ofrecer una conferencia que nada tuvo que ver con estas fiestas.

A lo largo de algo más de 19 minutos, el diestro buceó en sus recuerdos para hacer llegar a los presentes un mensaje de esfuerzo y de lucha por materializar las ilusiones que cada persona tenga. Lo hizo recordando sus años de niño y juventud, en los que quería ser torero y durante los que trabajó duro hasta conseguir su «sueño». Para lograrlo, hizo referencia al «sacrificio» y a la «constancia» como dos de los pilares fundamentales para alcanzar las metas. «Un sueño que valga la pena no se logra en tres días. Hay que lucharlo, hay que merecerlo, y eso se consigue trabajando un día tras otro. Cuanto más te preparas, más vas a conseguir en la vida. Y solo se alcanza con constancia; da igual el sueño que se tenga», afirmó en su disertación, quien animó a «soñar. Nunca dejéis de tener sueños».

La intervención de Fran Rivera estuvo precedida de las palabras de su amigo, el también torero Raúl Gracia «El Tato». Él ejerció como presentador del pregonero, haciendo un repaso por su familia, por su trayectoria en el mundo taurino y por su vinculación al ámbito cofrade. Y de él destacó que «es amigo de sus amigos, y el mejor padre que yo nunca he conocido».

El director de la Casa salesiana, Juan José Gutiérrez Galeote, fue el encargado de cerrar este acto. Su intervención tuvo un claro sabor a despedida, al haber sido éste su último pregón en Utrera, antes de que el próximo curso lo afronte en otro destino. Tuvo palabras cariñosas para agradecer «estos años tan maravillosos»; y afirmó que «la fiesta que más me gusta es la Navidad, y en Utrera ha sido donde he aprendido a vivirla plenamente».

Junto a estas intervenciones, la convocatoria también trajo consigo la participación de los alumnos de los cursos superiores del colegio que, por grupos, entonaron diversos villancicos. Fue el caso de los estudiantes de 4º de Educación Secundaria y 2º de Formación Profesional Básica, los de 1º de Bachillerato, y los de 2º de Bachillerato. A ellos se unieron las felicitaciones por parte de los alumnos, que estuvo a cargo de Álvaro Mena Galera; y la de los padres, en la voz de María del Carmen Díaz del Castillo. Por su parte, los encargados de presentar la velada navideña fueron Lola Camino Manzano y Nicolás Durán López, también ambos alumnos del colegio.

Los sones del clásico «Adeste fideles» sirvieron como apertura y cierre de una convocatoria que trasciende el ámbito estrictamente académico y se convierte cada año en el pistoletazo de salida oficial a la Navidad en Utrera.

La intervención íntegra de Fran Rivera, en este enlace

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *