Granulados de neumáticos para restaurar la muralla del castillo de Utrera

Granulados de neumáticos para restaurar la muralla del castillo de Utrera

Comparte esta noticia:

El castillo de Utrera sigue poco a poco recuperando su esplendor para continuar convirtiéndose en uno de los recursos monumentales más importantes de la ciudad. Uno de los proyectos que trabajan por lograr su completa rehabilitación tiene a los lienzos de la muralla como protagonistas.

Las labores de restauración corren a cargo de Antonio Jaramillo, catedrático de Ingeniería del Terreno, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla. Y para ello, según recoge ABC de Sevilla, se ha apostado por el uso de granulado de NFVU (neumáticos al final de su vida útil) para resolver los problemas de contención de los muros y que ha contado con la ayuda de SIGNUS (Sistema Integrado de Gestión de Neumáticos Usados). «El patio principal del castillo, el patio de armas, presenta una diferencia de altura de siete metros con respecto a la parte baja de la fortaleza. Los muros que lo sujetan son antiguos y para que trabajen menos se ha cambiado la grava por neumático granulado, que pesa la mitad. De esta forma hemos quitado toneladas de peso contra los muros», explica este catedrático, para quien «la gran conductividad hidráulica que tiene este material es otra de las grandes ventajas, porque filtra de manera excelente el agua».

El único aspecto en el que se ha tenido especial cuidado «es en el hecho de que no puede ser utilizado en profundidades de masa y solo con un espesor máximo de tres metros; por una cuestión de seguridad en caso de fuego, pero lo hemos resuelto de manera sencilla, separándolos con tierra», puntualiza Jaramillo, para quien la utilización de este material tiene además ventajas a nivel ambiental: «No extraemos la grava y no se genera impacto en el ecosistema, como ocurriría si se abriera una cantera en el río Guadalquivir. Y lo que es mucho mejor, se reutiliza apostando por la economía circular y evitando la huella de carbono que generan los materiales».

En cuanto al coste, Leticia Saiz, directora de desarrollo e innovación de SIGNUS, precisa que «el coste es muy similar al de la grava. En el castillo de Utrera ha resultado un poco más alto porque se ha utilizado granulado de dos a siete centímetros, sin telas ni elementos metálicos, porque se quieren evitar problemas de óxido». Desde su departamento se trabaja en una búsqueda constante de nuevas aplicaciones además de la mejora de las ya consolidadas. «El potencial del neumático reciclado es enorme y su aplicación en ingeniería civil muy interesante. Ahora solo falta la implicación de un sector que es bastante conservador, a pesar de que cada día hay más empresas concienciadas e implicadas en la protección del medio ambiente y el reciclaje.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *