La historia del conocido utrerano Enrique Doblado

La historia del conocido utrerano Enrique Doblado

Enrique Doblado es uno de esos utreranos que es conocido y querido allá por donde vaya. Durante muchos años ha sembrado buenas vibraciones, que recogen en forma de sonrisas a cada paso que da por Utrera. Y es que, como él mismo asegura, «hay mucha gente que me dice que soy un emblema de Utrera, siento mucho el cariño de la gente y me paro por la calle con todo el mundo».

La infancia de este utrerano discurrió jugando al fútbol en las cercanías de la iglesia de San José y en las actividades organizadas por el colegio de Los Salesianos, una institución a la que ha estado siempre muy ligado. Con sólo nueve años comienza el primer contacto con un mundo que terminará siendo fundamental en su vida, como es el sector de las hermandades. En 1993 sale por primera vez como acólito en la hermandad de la Quinta Angustia, comenzando un periodo de nada más y nada menos que de 25 años en el que ha estado saliendo como acólito en todas las hermandades de la Semana Santa de Utrera, ya fuera como monaguillo, llevando un cirial o de pertiguero.

«Mi padre –Leonardo Doblado- estuvo vinculado el Consejo de hermandades durante casi 20 años y fue él que me inculcó el amor por la Semana Santa y los valores cristianos», cuenta el propio Enrique, quien desde este año 2019 ha cambiado el cuerpo de acólitos por el costal, saliendo como costalero en el Cristo del Perdón, retomando así otra de sus grandes aficiones cofrades. Ver al utrerano al frente del cuerpo de acólitos de las hermandades se había convertido ya casi en una estampa propia de la Semana Santa de Utrera, ya que ha habido años en los que ha procesionado con todas las hermandades.

En el apartado profesional, Enrique estudió administración, finanzas, marketing y comercio, comenzando a trabajar en 2005 en El Corte Inglés. Una etapa que terminaba en 2018, cuando entraba a formar parte del equipo de la ONCE, teniendo su punto de venta en la zona del centro de Utrera, principalmente en la puerta del Ayuntamiento. «Estoy muy contento y me encuentro muy motivado y por eso trabajo cada día para crecer tanto en el ámbito profesional como en el personal», comenta el utrerano. Su nueva ocupación le ha hecho sentir rápidamente el cariño que le tiene mucha gente en Utrera, que se han volcado con él y se ha convertido en un gran vendedor, teniendo la esperanza de «seguir creciendo dentro de esta magnífica empresa».

El utrerano se ha adaptado de maravilla a su nuevo puesto de trabajo, explicando que «a mí me conoce todo el mundo en Utrera y además se trata de una ocupación donde lo más importante es la atención y el trato directo con el cliente, que es lo que siempre más me ha gustado».

Enrique es también una persona muy conocida en Utrera por ser desde el año 2003 uno de los trabajadores de la caseta de feria «Muchachos de Consolación», un auténtico emblema para la juventud en la localidad. Asegura que para él esta ocupación «es un hobby que me encanta cultivar para pasar un buen rato con mi grupo de amigos y para ayudar a la hermandad».

Es una persona inquieta por naturaleza, que no duda en implicarse en proyectos cuando se centran en aspectos que le llenan, que también se va a embarcar en la aventura que supone formar parte del cuerpo técnico del Utrera Fútbol Sala y que asegura que de «Utrera me gusta sobre todo su cultura y su gente, no puedo elegir entre la Semana Santa y la Feria, son dos tradiciones maravillosas y muy distintas».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

2 comentarios en «La historia del conocido utrerano Enrique Doblado»

  1. Felipe duque de alfonso dice:

    Este es el mismo artículo de hace muy poco se ve que estamos en vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *