- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Utrera contará con «brigadas cívicas» para concienciar sobre la recogida de los excrementos caninos

La ciudad de Utrera contará con «brigadas cívicas» que ayuden a concienciar a los ciudadanos sobre la recogida de excrementos caninos. Lo ha aprobado el pleno municipal, por unanimidad, a propuesta de Juntos por Utrera (JxU).

La moción que recoge dicha iniciativa plantea que las personas que se encarguen de conformar las citadas brigadas procedan de los planes de empleo que gestiona el Ayuntamiento. Se encargarán de «informar sobre las sanciones, repartir bolsas e incentivar a que los dueños recojan las heces de sus mascotas, concienciando del problema y evitando un agravamiento del mismo».

De igual modo, el documento presentado por JxU insta a efectuar tareas de vigilancia y control por parte de la Policía Local a pie, sancionando a todos los propietarios y personas que lleven animales domésticos en los espacios públicos que incumplan la ordenanza municipal de medidas para el fomento y garantía de la convivencia ciudadana.

Además, el acuerdo plenario para por realizar campañas de concienciación en todos los medios de comunicación locales, en las asociaciones de vecinos, en los colegios y en los órganos de participación ciudadana sobre la recogida de los excrementos de las mascotas.

En su exposición de motivos, la moción que aborda esta cuestión recuerda que aquellas personas que no respetan las normas cívicas «están ocasionando una serie de problemas de salud pública, con enfermedades que pueden transmitir por las heces tanto a las personas como a otros animales; de higiene pública, por la suciedad y el mal olor en nuestras calles y parques; y de la mala imagen que damos para aquellas personas que vengan de visita a nuestro pueblo».

Según recuerda la moción, el artículo 30 de la citada ordenanza recoge que «las personas propietarias y poseedoras, así como quienes conduzcan animales domésticos en los espacios públicos, quedan obligadas a la recogida inmediata de las deyecciones de éstos, cuidando, en todo caso, de que no orinen ni defequen en aceras y otros espacios de tránsito». Mientras, el artículo 31 plantea que «la infracción de la obligación impuesta en el artículo anterior tendrá la consideración de infracción leve, y será sancionada con multa de hasta 500 euros».