El utrerano Antonio Marchena, más de tres décadas como profesor del colegio Álvarez Quintero

El utrerano Antonio Marchena, más de tres décadas como profesor del colegio Álvarez Quintero

Dos meses antes de que las calles de Utrera se cubrieran de un manto blanco en forma de nieve, que ha sido recordado durante décadas, llegaba al mundo Antonio Marchena Camino, un conocido utrerano que ha ejercido como educador en el colegio Álvarez Quintero de varias generaciones de ciudadanos. Aquellos primeros años de su infancia los recuerda con ternura, disfrutando de su niñez en la calle, concretamente en la zona de la calle Porras –en la actual Doctor Pastor-.

Eran años de calles con aceras de tierra, de juegos populares como la «lima», «piola» o la «billarda», pero sobre todo eran años marcados por la imaginación de los niños, que poblaban los rincones de Utrera con sus juegos y su alegría. «Recuerdo cómo regábamos el suelo y colocábamos una especie de palos para cazar los ‘mates’ –las libélulas- y también las peleas con los niños de La Corredera», explica Marchena.

Antonio pasó en su etapa educativa por los colegios de las Hijas de la Caridad –en el Hospital de la Santa Resurrección-, la Sagrada Familia y los Salesianos. Con sólo 15 años iba a llegar un momento culminante en su vida, ya que se marchó a Cáceres con el objetivo de terminar el Bachillerato y estudiar oficialía de Electricidad, pero el destino dio un giro radical y cambió los cables por la carrera de Magisterio. Terminó su carrera, aprobó las oposiciones, realizó el servicio militar y comenzó a impartir clases en tierras extremeñas.

Su regreso se inició primero en la localidad de Lebrija, para recalar rápidamente en Utrera, donde entró a formar parte del claustro de profesores del colegio público Álvarez Quintero, lugar en el que se convirtió en un maestro emblemático después de dar clases durante 34 cursos de manera ininterrumpida, pasando además por prácticamente todos los puestos administrativos, como director, secretario y jefe de estudios.

Años en los que pasaron por sus clases cientos de utreranos y en los que además el colegio tuvo que afrontar una importante reforma de sus instalaciones, levantando prácticamente un centro nuevo. Aunque se suele decir que los profesores nunca dejan de ser maestros, Antonio disfruta ahora de su jubilación y asegura no echar de menos las tareas docentes, porque «en la actualidad la administración ha reducido cada vez más la función de educador de los profesores, obligándoles a hacer mucho papeleo». De todas maneras, el utrerano confiesa que «todavía, algunas noches, sigo soñando con la ecuación de segundo grado».

Una de las aficiones quizás más desconocidas de este utrerano es el mundo del teatro, un género que comenzó a cultivar siendo muy joven cuando todavía vivía en tierras cacereñas. Después ha tenido la oportunidad de seguir haciendo sus pinitos en sainetes de los Quintero o en películas documentales centradas en las figuras de personajes como Miguel de Mañara o el escultor utrerano Ruiz Gijón.

Si la enseñanza ha sido la profesión de Antonio, el mundo de las hermandades y la Iglesia ha sido y sigue siendo su auténtica pasión. Ha sido hermano mayor de la hermandad del Silencio, en la actualidad forma parte de la junta de gobierno de la hermandad de la Virgen de Consolación y es una pieza clave en la vida diaria de la parroquia de Santiago el Mayor. Ha sido protagonista en todos los pregones que existen en Utrera, donde ha regalado a todos los presentes su inconfundible voz.

Marchena disfruta de su tierra día a día, explicando que «Utrera es un buen lugar para vivir, hay ambiente para todos, aquí tengo todo lo que necesito», dejando claro además que «donde más a gusto estoy siempre es en una iglesia».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

5 comentarios en «El utrerano Antonio Marchena, más de tres décadas como profesor del colegio Álvarez Quintero»

  1. María José dice:

    Orgullosa de compartir claustro con alguien tan grande cuando trabajaba mi primer curso completo en un centro. Gran compañero y mejor persona. Un placer, Antonio. Un abrazo desde Huelva.

  2. Félix dice:

    Orgulloso de él como profesor, cómo cofrade, cómo utrerano y sobre todo, como padre. Gracias por todo, papá

    1. Míriam Cruces dice:

      Todo un ejemplo a seguir, como director, como compañero y como persona. Dejaste el listón bien alto, Marchena…

  3. el mata dice:

    Buen maestro,excelente persona

    1. Fernando dice:

      Un gran tutor, una gran persona, un profesor único. Siempre estaré agradecido por su labor educativa. Muchas gracias D.Antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *