Miles de oraciones ante la Madre de todos los utreranos (GALERÍA)

Miles de oraciones ante la Madre de todos los utreranos (GALERÍA)

La voz del cantante nazareno Manuel Lombo, interpretando una salve ante la Virgen de Consolación, puso el broche a una jornada de especial intensidad en Utrera. Cada 1 de mayo, desde hace 55 años, «la del barquito en la mano» reúne las miradas de utreranos y forasteros en una procesión que volvió a recorrer el paseo y el parque rotulados con el nombre de la patrona.

El calor se convirtió en el protagonista indiscutible de la primera parte de este acto cofrade en el que estuvieron presentes todas las hermandades de la ciudad, así como la sevillana cofradía de la Sed, con la que está hermanada Consolación. A todas esas representaciones se unieron las autoridades religiosas, civiles y militares, que caminaron tras el paso de la Virgen.

El rostrillo, el barquito y el pectoral de la patrona lucieron como nuevos tras su restauración, en un 1 de mayo en el que la imagen vistió el manto que portaba el día de su coronación canónica, así como la presea de aquella histórica jornada de 1964. También eran de estreno este año el juego de seis ciriales y pértiga para el cuerpo de acólitos.

El repique de campanas se fundió con los compases interpretados por la asociación musical «Álvarez Quintero». Y todo ello en una de las procesiones con mayor afluencia de público –mucho llegado desde fuera de Utrera- de los últimos años. Tras casi tres horas de procesión, ya con la luz nocturna alumbrando el final del recorrido, la Virgen de Consolación regresó a su santuario para poner así el final a un acto que lleva tiempo necesitando ser analizado, con el objetivo de darle el auténtico sentido a un evento que ha de estar al nivel de la categoría y de la histórica devoción que significa la patrona de Utrera.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *