Un homenaje póstumo a Diego Neyra en el colegio de Utrera donde desarrolló su carrera profesional (IMÁGENES)

Un homenaje póstumo a Diego Neyra en el colegio de Utrera donde desarrolló su carrera profesional (IMÁGENES)

El pasado mes de noviembre fallecía Diego Neyra, un utrerano de adopción que llegó a la localidad en 1976. Desde entonces, desarrolló su carrera como profesor en el colegio Juan Antonio Velasco, compaginándola con su pasión por la pintura.

El centro educativo en el que ejerció como maestro ha querido rendirle un homenaje póstumo, empleando para ello su obra pictórica. Los alumnos de los distintos cursos –desde los pequeños de 3 años hasta los que estudian 6º de Educación Primaria- se han inspirado en algunos de sus trabajos y los han reinterpretado, formando con esos dibujos una peculiar exposición. Junto a ellos, también pueden verse otros proyectos realizados por Neyra, en una muestra que repasa toda su trayectoria.

Pero el colegio Juan Antonio Velasco ha querido dar un paso más, realizando un reconocimiento público que quede para la posteridad. Así, ha decidido rotular su salón de usos múltiples, que precisamente es el lugar que acoge la exposición, con el nombre de Diego Neyra. Los encargados de inaugurarlo fueron el director del centro, Ángel Gordillo; y la viuda del homenajeado, Isabel Morillo, quien también ha ejercido como profesora en esas mismas instalaciones educativas.

Precisamente Gordillo afirmó que han querido organizar un acto «alegre, lleno de nostalgia y con un toque de añoranza», con el objetivo de que «exista entre los asistentes un intercambio de experiencias en torno a la figura de Diego». Gracias a las actividades programadas, «los alumnos que aún no lo conocieran, a partir de ahora van a poder decir y presumir de que en su colegio trabajó como maestro uno de los artistas más importantes de Utrera». De esta forma, «hemos puesto nuestro granito de arena para que el legado de Diego perdure para siempre y se destaque su figura como uno de los grandes autores de las artes plásticas de nuestra localidad».

Uno de los compañeros de trabajo y amigo del homenajeado, Rafael Bermúdez, preparó una breve biografía sobre Neyra, que leyeron cuatro de los alumnos. En su intervención, comentaron cuándo llegó al colegio Elena Canel –actual Juan Antonio Velasco-, donde «desarrolló la mayor parte de su vida profesional» hasta que se jubiló en 2005. Él realizó el escudo del propio centro educativo, además de haber firmado otros proyectos. También recordaron que existe un concurso de dibujos escolares que lleva su nombre, al igual que la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura, y destacaron su nombramiento como hijo adoptivo de Utrera en 2012.

En esta convocatoria intervino también el alcalde, José María Villalobos (PSOE), quien dijo de Neyra que «era un maestro en el más amplio sentido de la palabra». De él señaló igualmente «su grado de compromiso con este colegio y con el resto, con Utrera, y con todo el que le pedía algo». Además, quiso leer un poema de Diego Celaya sobre la figura del maestro.

En este acto de homenaje pudo verse un vídeo con fotografías de Diego Neyra, culminando con la interpretación del himno de Andalucía –ante la cercanía de la festividad regional- por parte de algunos alumnos de 6º de Primaria.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *