Utrera asume la conservación de las carreteras de Trajano y Pinzón tras su arreglo y cesión por parte de la CHG

Utrera asume la conservación de las carreteras de Trajano y Pinzón tras su arreglo y cesión por parte de la CHG

Los antiguos caminos de servicio que dan acceso a las pedanías utreranas de Trajano y Pinzón ya forman parte del patrimonio local. Una vez que se ha generalizado su uso como carretera convencional, el Ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para que se produzca la cesión, y el propio Consistorio asuma su conservación.

El presidente de la CHG, Joaquín Páez; y el alcalde de Utrera, José María Villalobos, han firmado el acta de recepción, en presencia del subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano. Esta medida beneficiará a unos 1.500 vecinos entre ambos núcleos de población.

La CHG ha acometido los trabajos para garantizar la seguridad de los usuarios ejecutando, entre otras actuaciones, la regularización del firme, el perfilado y refinamiento de las cunetas, así como la restitución de la señalización vertical y horizontal de las vías. Fue el pasado mes de junio cuando finalizaron los trabajos, con una inversión de 565.000 euros, aunque se ha pospuesto hasta ahora la cesión oficialmente. A partir de este momento, el Ayuntamiento ha asumido su explotación, conservación, mantenimiento, vigilancia y policía.

El alcalde ha expresado que se trata de «un día muy importante para Utrera, especialmente para sus pedanías. Esta recepción supondrá un esfuerzo para el Ayuntamiento, pero es nuestro compromiso con los vecinos de Trajano y Pinzón». En cuanto a la carretera que da acceso a Guadalema de los Quintero, «se desconoce a quién pertenece su titularidad, por lo que desde el Consistorio hemos decidido asfaltarla».

Por su parte, el presidente de la CHG ha expresado su «satisfacción por beneficiar a estos ciudadanos que, hasta ahora, han tenido dificultad para acceder a sus poblaciones».

Con motivo de la ejecución de las obras de infraestructura de la zona regable del Bajo Guadalquivir, el organismo de cuenca construyó estos caminos de servicio, con la finalidad de dar servicio a los regantes de dicha zona. No obstante, con el tiempo, estas vías tornaron en un uso más amplio, dando servicio a los habitantes de la zona y a todo el tejido industrial, convirtiéndose en carreteras urbanas de un tráfico intenso, que desgastaron el firme.

 

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.