La moda del DIY o Háztelo tu mismo

La moda del DIY o Háztelo tu mismo

A veces pensamos que comprar algunas prendas o accesorios es lo mejor, pero también pensamos que algunas tiendas no tienen ciertos objetos y que es mejor hacerlo uno mismo, y aquí es cuando entra la moda del Do It Yourself (DIY, por sus siglas en inglés), o traducido al español “Hazlo Tú Mismo”.

La moda DIY es algo que ha venido creciendo fuertemente con los años, sin embargo, se comenzó a popularizar entre los más jóvenes gracias a los videos y tutoriales que existen en Internet sobre cómo hacer un bolso de flores o cómo decorar tu cuarto con diferentes materiales que se pueden conseguir en distintas tiendas, así como FashionMetalAcc, que ofrece materiales para este tipo de manualidades. Principalmente en Youtube, es dónde podemos encontrar la mayoría de estos tutoriales.

¿Qué ofrece el DIY?

Tal vez la pregunta correcta sería ¿qué no ofrece el DIY? Desde bolsos hasta pequeñas manualidades como marcalibros es lo que hay en tendencia con esta moda del DIY, pasando por casi cualquier ítem que podríamos necesitar en nuestra vestimenta, materiales de trabajo y demás. Gracias a la difusión por medios sociales y el contenido digital, hacer nuestros propios ítems y prendas es cada día más fácil y rápido.

El DIY también te ofrece el poder hacer tus propios accesorios y te saldrá más barato realizarlos por ti mismo que comprar un bolso bonito en una tienda. También estos pequeños apliques funcionan para la ropa, como por ejemplo a las chaquetas de jeans. Estas chaquetas por lo general suelen ser totalmente planas, así que puedes decorarlas con varios anillos, cierres, apliques pequeños y más, y verás cómo esa chaqueta de jean simple se convierte en una prenda totalmente mejorada y fresca.

No solo el DIY es para inventar

Aunque se ha pensado de alguna manera que el DIY solo sirve para crear cosas nuevas, también funciona para darles un toque nuevo a tus accesorios viejos o poder repararlos. Recordamos nuevamente que DIY significa “Hazlo Tú Mismo” y no necesariamente es crearse algo desde cero, también es aplicar algunas cosas por ti mismo a objetos que todavía pueden funcionar.

Por ejemplo, tal vez exista un bolso que crees que esté obsoleto por el simple hecho que su broche ya no funciona como debería, así que lo mejor sea descartarlo de tu armario. Pero es mejor que no te apresures a este paso porque para todo existe una solución, y para este caso es el DIY. Reciclar, ahorrar y estar a la moda simplemente dedicando unas horas de trabajo y creatividad pura.

Otro ejemplo es de cinturones. Algunas hebillas no son funcionales o están rotas, así que es mejor cambiarlas y esto se hace de una forma muy sencilla. También existen camisas que tienen unos pequeños agujeros, estos se pueden arreglar con anillos, para que queden totalmente circulares y no se vean mal, así como también pueden existir algunos apliques como los remaches triangulares, en forma de tornillo, rectangulares con garras y más que puedan ser útiles en estos casos.

Ciertos calzados utilizan hebillas, más que todos los escolares. Estas hebillas se pueden conseguir de todos los tamaños y para cualquier tipo de zapato.

En definitiva, las técnicas de DIY llegaron para quedarse.

Cada día el contenido que consumimos en redes sociales e internet, así como los productos que utilizamos, poseen mayor valor intrínseco si son hechos por nosotros mismos; tendemos a cogerles más cariño y darles prioridad. Además, el DIY nos permite economizar, ser ecológicos (si usamos materiales reciclables) y darles un mejor uso a nuestras prendas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *