El Arzobispado confirma a Javier León como hermano mayor de Jesús Nazareno tras el fallecimiento de Jesús Fernández

El Arzobispado confirma a Javier León como hermano mayor de Jesús Nazareno tras el fallecimiento de Jesús Fernández

El fallecimiento de Jesús Fernández siendo hermano mayor de la hermandad de Jesús Nazareno ha traído consigo varias semanas de interinidad en el seno de esta cofradía, al quedar vacante su cargo. Esta situación ha llegado a su fin, con la resolución dictada por el Arzobispado de Sevilla.

La delegación de Asuntos Jurídicos, atendiendo al artículo 51 de las normas diocesanas, ha publicado un decreto en el que nombra como hermano mayor a Francisco Javier León Camacho, quien ahora ejercía como teniente de hermano mayor. Así, él será quien esté al frente de la corporación religiosa durante los tres años y medio de mandato que aún quedan.

Esta designación ha obligado a realizar dos cambios más en la propia junta de gobierno. Así, como teniente de hermano mayor ejercerá Francisco Javier García García, mientras que María del Carmen Rodríguez Matos entra a formar parte como diputada.

El cargo de hermano mayor ya es conocido para Javier León. No en vano, él ha trabajado como tal durante los dos anteriores mandatos, hasta que el Arzobispado ha dictaminado ahora que sea él quien siga al frente de la cofradía. Tras conocerse esta decisión, ha explicado a Utrera Digital que «realmente no van a notarse cambios en el funcionamiento de la hermandad, porque desgraciadamente hubo poco tiempo desde la toma de posesión de Jesús Fernández y su enfermedad, cuando tuve que hacerme yo cargo de esa función».

Según ha señalado, el proyecto que tenía sobre la mesa Fernández para este cuatrienio «era continuar trabajando con la línea que tenemos marcada desde hace ocho años, y en eso Jesús Fernández fue fundamental. Queremos que los hermanos sigan viniendo a su hermandad, potenciar la formación y favorecer la unión con la parroquia». En este sentido, puso en valor que, «durante los últimos ocho años, se ha notado un cambio en la tendencia y vemos cómo está creciendo el número de hermanos y de nazarenos, y también se observa cómo cada vez son más las personas que acuden los viernes a la hermandad».

En cuanto a los proyectos materiales para lo que resta de mandato, está previsto avanzar en la confección de las nuevas bambalinas para el paso de palio de la Virgen de las Angustias, que se estrenarán en 2020. Asimismo, se ha construido una nueva estructura para los altares de cultos, «que tenemos que acabar»; y está en el horizonte la confección de un nuevo simpecado, «porque es la única insignia que desentona del conjunto de nuestro patrimonio». A todo ello se une un proyecto importante, como es el arreglo de la casa anexa a la capilla de San Bartolomé, al encontrarse en «muy malas condiciones».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *