- Utrera Digital - https://www.utreradigital.com/web -

Fallece a los 78 años Basilio Díaz Peña, un referente de la gastronomía utrerana al frente de «Casa Basilio»

En la tarde de este lunes falleció Basilio Díaz Peña, una persona muy conocida y querida en Utrera, que durante más de seis décadas regentó uno de los bares más emblemáticos de la ciudad, «Casa Basilio». Un utrerano que siempre fue un símbolo de la hostelería clásica en la localidad y que ha muerto a la edad de 78 años, después de que en los últimos meses su estado de salud hubiera empeorado de manera notable.

Se da la trágica circunstancia de que la familia de este establecimiento había recibido otro duro golpe a finales del pasado mes de diciembre, cuando fallecía con sólo 49 años Basilio Díaz Corredera, hijo de Basilio, y otra de las piezas fundamentales del negocio familiar por el que han pasado varias generaciones de utreranos.

El velatorio está desarrollándose en la sala 4 del tanatorio de Utrera. En cuanto al funeral, tendrá lugar este martes, a las 18.00 horas, en la capilla del propio tanatorio.

Basilio Díaz Peña fundó «Casa Basilio» hace más de sesenta años, cuando el paisaje urbano que presentaba la calle Álvarez Hazañas era muy distinto al que podemos contemplar en la actualidad. El albero se hacía presente en una calzada sin asfaltar y grandes árboles ofrecían sombra a los paseantes, hasta el punto de que la zona era conocida en la localidad como «La Alameda».

Cuando sólo tenía doce años, Basilio abandonó sus estudios en los Salesianos para iniciar el negocio que ha sido toda su vida y prácticamente la de su familia al completo. Su familia dirigía una carpintería en el mismo local que después se convertiría en el bar «Casa Basilio», que originariamente sólo ocupaba el pequeño espacio donde se encuentra en la actualidad la «Bodeguita El Patio». Los primeros clientes que franquearon las puertas de esta nueva taberna eran trabajadores del campo, obreros y cazadores, en una época en la que sólo se servía vino, aceitunas gordales y lechuga aliñada.

Poco a poco el negocio fue creciendo, se ampliaron las instalaciones y la carta aumentó de manera exponencial, hasta convertirse en uno de los establecimientos con una carta más variada y extensa de Utrera, en el que se podían encontrar hasta 80 especialidades distintas. En esta transformación jugó un papel fundamental la esposa de Basilio, Mercedes Corredera, quien se encargaba de los fogones, preparando deliciosas tapas y guisos, elaborando creaciones inolvidables para muchos utreranos como el famoso «Huevo al patio».

Si por algo ha sido conocido Basilio a lo largo de las últimas décadas –además de su bondad, profesionalidad y saber estar detrás de una barra- ha sido por su maestría a la hora de preparar los caracoles, una tapa por la que siempre ha sido famoso su bar y que incluso ha obtenido importantes reconocimientos. Muchos especialistas están convencidos que «Casa Basilio» ha sido siempre el mejor lugar de Utrera para degustar esta particular tapa. En declaraciones realizadas en el año 2012 a El Periódico de Utrera, el propio Basilio reconocía con la sencillez que le caracterizaba que «aquí no hay ningún secreto, para preparar los caracoles lo que hay que tener es mucha paciencia y aprender a hacerlo durante muchos años».

A pesar de que llevaba tiempo jubilado, no era raro verlo en las instalaciones del bar, donde acudía con regularidad para estar con sus hijos y saludar a los clientes de toda la vida. Fue Basilio una persona entregada por entero a su trabajo y a los suyos, una familia que pasa en estos momentos por instantes muy complicados, tras haber perdido en menos de un mes a dos de sus miembros, pero que cuenta para poder sobrellevar este difícil trago con el abrazo de toda Utrera y de los miles de clientes que alguna vez se han sentado a disfrutar de una buena tapa en «Casa Basilio», un establecimiento del que Manuel Peña Narváez dijo, y a Basilio le encantaba recordar, «El pequeño bar de las grandes reuniones».