Constituido en Utrera el pleno del consejo regulador de la Indicación Geográfica Protegida para la aceituna de mesa

Constituido en Utrera el pleno del consejo regulador de la Indicación Geográfica Protegida para la aceituna de mesa

Ya ha comenzado a dar sus primeros pasos la Indicación Geográfica Protegida (IGP) para la aceituna de mesa utrerana. Abarca a la aceituna gordal y manzanilla de Sevilla, que van a contar con este reconocimiento a nivel nacional. Así, recientemente se ha producido la constitución del pleno del consejo regulador provisional, tras la aprobación del reglamento de funcionamiento de la entidad y de la orden que concede la protección nacional transitoria a dichas indicaciones.

Hace unos días se celebró una reunión en Utrera, en la sede de la Asociación para la Promoción de las Aceitunas Sevillanas (APAS), impulsora de las figuras de calidad de la que COAG Andalucía forma parte. A partir de ahora, dicha organización agraria informará a todos los agricultores interesados sobre cómo inscribirse y formar parte del consejo regulador.

En palabras del responsable de aceituna de mesa de COAG Andalucía, Antonio Rodríguez, «es un logro de todos los agricultores, industriales y envasadores, y servirá para poner en valor un sector tan importante, social y medioambientalmente, para la provincia de Sevilla y algunos pueblos de Huelva». En este sentido, «debe contribuir a aumentar la rentabilidad de la producción y a garantizar a los consumidores que tendrán en sus mesas un producto saludable y de alta calidad».

Por otro lado, Rodríguez ha recordado «que el cierre de campaña de este año ha sido muy negativo para el agricultor, con precios por debajo de los costes de producción, debido en gran medida a las importaciones de aceituna similar procedente de otros países como Egipto, sin que la Interprofesional ponga en práctica los contratos tipo que tanto tiempo hace que demandamos». Para la próxima campaña, las IGP de la manzanilla y gordal de Sevilla serán una realidad.

La APAS tiene su origen en el año 2013 en Arahal, y se constituyó como asociación en marzo de 2014. Su principal objetivo era conseguir las IGP para la manzanilla y la gordal de Sevilla, dos variedades diferentes, aunque con similitudes en su cultivo. La gran industria presionó contra esta idea, presentando alegaciones al proyecto (que fueron en su mayor parte atendidas), y llevando a los tribunales la resolución de la Junta, acudiendo la APAS y COAG como codemandados. En este sentido, COAG ha recordado que es la única organización agraria que está en los tribunales por defender las IGP.

La industria solicitó primero una medida cautelar para parar el proyecto, pero los tribunales rechazaron esta petición. Actualmente, este asunto sigue en los tribunales a la espera de su resolución definitiva, que se producirá en breve. La publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y después en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con la aplicación nacional transitoria, pone en marcha el proyecto. Sólo falta su inscripción en el registro de la Unión Europea, al amparo del reglamento de la UE 1151/2012 del Parlamento Europeo y el Consejo del 21 de noviembre de 2012 sobre el régimen de calidad de productos agrícolas y alimenticios. Según ha declarado la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, los trámites están muy avanzados.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *