Los dulces de Confitería Cordero, presentes en la cena de Nochevieja de la Casa Real

Los dulces de Confitería Cordero, presentes en la cena de Nochevieja de la Casa Real

Jesús Cordero, en el obrador de la confitería utrerana

Los dulces de Utrera son uno de los mejores embajadores de la ciudad, ya que son conocidos en numerosos rincones de España por su inconfundible sabor y por la manera artesanal que tienen los confiteros utreranos de prepararlos. Una fama que ha llegado incluso a la familia real española, que ha decidido incluir los dulces de Confitería Cordero en el menú especial que sus majestades están preparando para la cena de Nochevieja, el 31 de diciembre.

«Esta historia viene ya desde hace tiempo, porque cuando Felipe VI visitó Utrera con motivo del Año Jubilar en 2007, se quedó encandilado al ver las lenguas de nata en la vitrina de nuestra confitería», cuenta Jesús Cordero, gerente de Confitería Cordero. Así, «al terminar el acto en el Ayuntamiento quiso probarlas, le encantaron y desde entonces es un enamorado de los dulces de Utrera».

La noticia ha saltado hace pocos días, cuando Confitería Cordero recibía una llamada especial por parte del jefe de cocina de la Casa Real, solicitando un importante cargamento de lenguas de nata, roscones navideños e incluso «mostachonazos», que darán vida al postre que la familia real degustará en la cena del último día del año. «Hemos tenido que pedir incluso ayuda al Ayuntamiento de Utrera, porque quieren que los dulces se trasladen a Madrid en helicóptero para que lleguen recién hechos», explica Cordero.

De esta manera, la cena para despedir el año por parte de la familia real va a tener un indudable sabor utrerano e incluso, como apunta Jesús Cordero, «creo que estos dulces, sobre todo los mostachones, le van a venir de perlas a la reina Leticia, porque está muy delgadita».

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *