Una llamada a preocuparse «por lo principal y no por lo externo» en la apertura del curso cofrade en Utrera

Una llamada a preocuparse «por lo principal y no por lo externo» en la apertura del curso cofrade en Utrera

Como ocurre cada año cuando llega el Adviento, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Utrera celebra su acto de apertura del curso cofrade. Fue una convocatoria, que se desarrolló en la parroquia de Santa María de la Mesa, donde estuvieron representes de las distintas corporaciones religiosas de este tipo que existen en la ciudad.

El momento principal fue la celebración de una eucaristía, en la que los asistentes escucharon una llamada a centrar su atención «en lo principal y no en lo externo». Así lo dijo el director espiritual del Consejo, Joaquín Reina, quien exhortó a las hermandades a «preocuparse de los hermanos, más que de los enseres y los pasos, porque éstos no sirven para nada si no hay personas». En este sentido, afirmó que «hay que creerse la palabra ‘hermano’, no solamente decirla, sino también sentirla», por lo que puso el foco en los miembros de las cofradías como el futuro de estas corporaciones. Además, calificó de «primordial» la unidad de las hermandades «con la Iglesia, con la comunidad parroquial».

Durante una larga homilía de 30 minutos, el presbítero habló del «importante papel» que juegan estas organizaciones religiosas, como ejemplo de religiosidad popular, en una época como la actual, «de increencia y de indiferencia ante lo sagrado». Asimismo, repasó los tres pilares sobre los que debe pivotar el trabajo de las hermandades: el culto a Dios, a la Virgen y a los Santos, «pero culto en verdad y en espíritu, y no en parafernalia»; la evangelización y la formación, porque «no podemos dar ejemplo sin estar preparados y sin vivirlo»; y la caridad, pero «no caridad asistencial, sino de promoción de las personas».

A lo largo de su intervención, Joaquín Rena también hizo referencia al Adviento, que marca el inicio del año litúrgico, y sirve de antesala a la Navidad. Comentó que estas semanas son un «tiempo de esperanza, y nuestra esperanza debe estar puesta en Dios»; y dijo que una Navidad sin Jesús «es una Navidad de mentira, falsa, que te deja vacío porque Dios no nace en tu corazón y no te llena». Por ello animó a «abrir la puerta a Dios» y a «anunciar el mensaje de Jesús».

Por otro lado, a lo largo de esta convocatoria, en la que intervino el coro Siarum, recibieron la insignia del Consejo de Hermandades aquellas personas que han sido nombradas hermanos mayores a lo largo de este último año: José Luis Rioja, de los Muchachos de Consolación; Joaquín Marrufo, del Rocío; y Cristóbal García Caro, reelegido en el Silencio; a los que se une Jesús Fernández –de Jesús Nazareno-, que se ausentó por motivos de salud. Todos ellos juraron su cargo como miembros del Consejo, sumándose el hermano mayor de la Virgen de Consolación, que el año pasado no pudo cumplir con este momento al no estar presente en aquella ocasión.

De igual modo, se dio lectura al acta del pleno del Consejo de Hermandades en el que se nombraron los pregoneros y cartelistas para 2019.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *