DOGMAN

Italia- Francia 2018 102 min.

Dirección Matteo Garrone Guión Maurizio Braucci, Ugo Chiti, Matteo Garrone y Massimo Gaudioso Fotografía Nicolai Brüel Música Michele Braga Intérpretes Marcello Fonte, Edoardo Pesce, Nunzia Schiano, Adamo Dionisi, Francesco Acquaroli, Alida Baldari Calabria, Gianluca Gobbi, Aniello Arena

Como si continuara con los relatos de Giambattista Basile que ocuparon su anterior e incomprendido largometraje, El cuento de los cuentos, combinado con el ambiente marginal y desgarrador de su más celebrada obra, Gomorra, Matteo Garrone realiza la que es su película más emotiva y emocionante hasta el momento. Una puesta al día del mito bíblico de David y Goliat en una atmósfera maloliente y desasosegante, y con menor esperanza que en aquella antigüedad de parábolas y proverbios a causa de una justicia que no favorece al más débil, condenado por su entorno social y la sinrazón de una violencia institucionalizada. Con una discreta filmografía a sus espaldas, Marcello Fonte pasará a la historia del cine por su incorporación del pequeño Marcello, un cuidador y peluquero de perros que tiene su negocio en un lugar inhóspito a las afueras de Roma al borde del mar, un lugar poco adecuado para su menester pero que simboliza un ambiente de decadencia que bien podría retratar una Italia que sucumbe frente a una justicia social prácticamente inexistente. Dominado por el maleante local, un ex boxeador que tiene atemorizado al vecindario, y él mismo no exactamente un modelo de virtud, se verá obligado a hacerle frente cuando tras unos lamentables sucesos no le quede otra salida. Garrone consigue enganchar de principio a fin, creando una atmósfera de intriga e inquietud que nos domina durante todo el metraje, arropado por una perfecta dirección de producción (vestuario y maquillaje/peluquería ya han sido galardonados en los premios europeos del cine, por los que además aspira a los de mejor película, director, actor y guión) y un especial talento para que conectemos con el protagonista y los perritos que cuida y protege en su negocio, quienes fueron premiados con un galardón especial en el Festival de Cannes, donde su protagonista también fue reconocido como mejor actor. Garrone no hace empatizar así con un personaje que rebosa cariño por sus animales y su hija, a pesar de algunos hábitos censurables. Apenas hora y media para emocionarnos con esta historia de gigantes pérfidos y débiles que quizás no lo sean tanto. Apenas podríamos reprocharle que al final exhiba una fuerza inusitada para su complexión, pero nos quedamos con su fuerza interior, esa mirada y esa sonrisa que tanto dicen, la habilidad del director para generar atmósfera e inquietud, la emotividad del conjunto y el talento para heredar toda una tradición de cine en su país, del neorrealismo de Rossellini y De Sica al surrealismo de Fellini, todo lo cual genera un film irrepetible e imprescindible.

Publicidad
Juan José Roldán

Sobre Juan José Roldán

Licenciado en Derecho y funcionario del Ayuntamiento de Sevilla, escribe sobre cine y música en diversos medios, como El Correo de Andalucía, El Giraldillo, Utrera Digital y Sevilla Cultural. Ha realizado programas radiofónicos en Canal Sur, Radiópolis y Radio Aljarafe. Colabora habitualmente con el Festival de Cine Europeo de Sevilla, la Asociación Linterna Mágica, el Teatro de la Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, y ha sido Director de Márketing en los Cines Nervión Plaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *