El gobierno defiende el «cambio de ritmo» de Utrera con Villalobos y la oposición lamenta el «falso triunfalismo» del «peor gobierno en mucho tiempo»

El gobierno defiende el «cambio de ritmo» de Utrera con Villalobos y la oposición lamenta el «falso triunfalismo» del «peor gobierno en mucho tiempo»

El salón de plenos del ayuntamiento de Utrera ha acogido la celebración del segundo debate sobre el estado de la ciudad, después de estrenarse esta sesión el pasado año. En esta convocatoria, el gobierno local (PSOE-IU) perfiló una imagen de la localidad vinculada al desarrollo y el progreso, mientras la oposición (PA y PP) denunciaron las carencias de las que adolece el municipio desde la llegada de José María Villalobos (PSOE) a la alcaldía.

El regidor local afirmó que en 2015 se encontró una Utrera «estancada» y que su gobierno «ha supuesto un cambio de ritmo y de rumbo» para la ciudad, habiendo resuelto «algunas demandas históricas». «Es un gobierno con los bolsillos de cristal, que sirve a los intereses de los utreranos. Mientras lo fácil es cruzarse de brazos y mirar hacia otro lado, nosotros hemos optado por el camino más complicado, que es cambiar las cosas», aseguró.

En su intervención, hizo un repaso por algunos datos positivos en Utrera en estos últimos años, con el incremento del número de empresas y el descenso del paro. Habló de la oferta a la ciudadanía en esta materia, con planes de empleo, programas de formación y un servicio de orientación laboral, así como un impulso a la obra pública.

Por otro lado, dijo que Utrera cuenta con «la oferta de ocio y cultural más completa de la provincia, tras la capital», citando como ejemplo todo lo relacionado con el año cultural del Abate Marchena. También habló de la apuesta por el turismo y el deporte, de la agilización de trámites urbanísticos, de un plan contra la pobreza y la exclusión social, y de políticas de promoción de igualdad, salud y mayores. En cuanto a cuestiones relacionadas con la educación, Villalobos aseguró que «las generaciones que están ahora estudiando van a agradecer lo que el Ayuntamiento está haciendo en esta materia».

En relación a los servicios públicos, hizo referencia a la renovación del transporte público «que se hará efectiva a principios de 2019», a la instalación de más de 1.000 papeleras, a la renovación del alumbrado público y a la puesta en marcha de un servicio de mantenimiento urbano. Y todo ello «con uno de los Ayuntamientos más saneados económicamente de la provincia».

También los portavoces del PSOE e IU, Francisco Campanario y Carlos Guirao, respectivamente, respaldaron las ideas apuntadas por el alcalde y defendieron la labor del gobierno del que forman parte. El edil socialista habló de amortización de deuda, reducción del tiempo de pago a proveedores y de diversas actuaciones acometidas en estos últimos tres años, ya que «nunca se ha hecho tanto en tan poco tiempo». Guirao mostró su «orgullo» por pertenecer al gobierno de un Ayuntamiento que «soluciona más rápido los problemas y se convierte en referente para otras ciudades», al tiempo que repasó los proyectos acometidos por las concejalías que gestionan los dos concejales de IU.

La visión sobre la ciudad por parte de la oposición difiere bastante del discurso del gobierno. La portavoz del PA, Carmela López, dijo que «quienes iban a tener los bolsillos de cristal, a tener las puertas abiertas, a traer el humo de las fábricas y a ser un gobierno cercano a los ciudadanos, están siendo el peor gobierno que puede recordar Utrera en mucho tiempo».

La concejala andalucista repasó los «megaplanes de obras» anunciados por el alcalde desde 2016, «que se repiten un año tras otro sin que se materialicen». Además, criticó la intervención ejecutada en el paseo de Consolación, ya que «la megalomanía de Villalobos le lleva a no escuchar a nadie», dejando una zona «con barreras arquitectónicas, con más de 120 plazas de aparcamiento eliminadas, con bancos sin respaldo,… Y dijeron que quedaba un 5% de una obra que no se acaba. ¿Cómo se pueden destinar más de 2,5 millones de euros a hacer las cosas tan mal?».

Por otro lado, denunció que se destina «mucho más gasto en aparentar que da empleo, que en ofrecerlo», al tiempo que puso de manifiesto los contratos que el Ayuntamiento mantiene con «empresas y personas afines al PSOE, como también han dicho sindicatos como Comisiones Obreras, algo que hacen privatizando los servicios».

López habló de las viviendas sociales de Movimiento Maqui y Antonio de Nebrija, que promovió la desaparecida Produsa, para denunciar que «en casi cuatro años aún no las han adquirido, como tampoco han construido ni una sola vivienda pública más». Por otro lado, explicó que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) «se lo encontraron casi hecho, y tampoco lo han aprobado todavía, a pesar de ser algo vital para el desarrollo de Utrera».

La edil del PA criticó «el humo, las mentiras y las medias verdades» que «repiten muchas veces con dinero público para hacerlas parecer que son verdad». A ello sumó el «pan y circo» del gobierno, «gastando dinero de los utreranos en organizar un sarao cada semana, como los 400.000 euros del Abate Marchena en cinco meses con nula repercusión».

En cuanto a la intervención del PP, su portavoz, Fernando Torres, criticó el «falso triunfalismo un tanto chovinista del alcalde», ya que «quien los escuche pensarán que se encontrado Beirut y parece que han construido Nueva York». En palabras del concejal, «hay cosas que no funcionan en Utrera y, teniendo en cuenta la altura del mandato en la que estamos, no pueden achacarlo a supuestas nefastas herencias recibidas». Ejemplo de ello citó la «falta de confianza ante los procedimientos de contratación»; y alertó sobre el incremento de la deuda del Ayuntamiento, «acercándose al límite legal de endeudamiento».

El paseo de Consolación también tuvo su protagonismo en el análisis de Torres, criticando que «cada vez hay menos sombra, se han instalado bancos sin respaldo, la obra está inacabada pero ya se inauguró, e inundándose a pesar de estar recién hecho». En cuanto al año dedicado al Abate Marchena, lamentó que, «a pesar de la impresionante oferta cultural, muchos actos no se llenan y pasan desapercibidos».

El portavoz del PP habló de la «sobrerrepresentación de los logros conseguidos», y dijo que éste es «un gobierno de muchos gestos y pocos hechos, que vende una cosa y hace otra. Los ciudadanos ya están descubriendo que su única intención es crear un artificio de pan y circo para perpetuarse en el poder». De igual modo, lamentó la actitud de IU, que «ha confundido la lealtad institucional con la sumisión total al PSOE».

Una vez concluido este pleno extraordinario que sirve de debate sobre el estado de la ciudad, permanece abierto un plazo de cinco días hábiles para que cada grupo político pueda presentar una propuesta de resolución, que podrá contener diversos apartados y que deberán ser congruentes con la materia que ha sido objeto de debate, refiriéndose a cuestiones de política general suscitadas durante el mismo. Esas propuestas de resolución, tras la celebración de la junta de portavoces, se incluirán en el orden del día de la sesión plenaria del mes de noviembre.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *