Las consecuencias de las terapias anticientíficas, protagonistas de una conferencia en el ayuntamiento

Las consecuencias de las terapias anticientíficas, protagonistas de una conferencia en el ayuntamiento

El salón de plenos del ayuntamiento acoge este jueves un acto organizado por la concejalía de Participación Ciudadana. Se trata de una charla en la que se hablará sobre las terapias anticientíficas, bajo el título «Homicidio de un enfermero. Las consecuencias de las falsas terapias».

A las 17.30 horas dará comienzo esta cita, que contará con la presencia de Julián Rodríguez, fundador de la Asociación para Proteger al Enfermo de las Terapias Pseudocientíficas y autor del libro «Homicidio de un enfermo», donde narra las consecuencias de someterse a este tipo de pseudoterapias, las cuales acabaron con la vida de su hijo Mario, de 21 años y enfermo de leucemia.

Bajo el nombre de terapias anticientíficas o pseudoterapias (vulgarmente denominadas «terapias alternativas») se recogen un conjunto de prácticas que se ofrecen como actos médicos sin haber demostrado efectividad clínica y científica alguna. Estas prácticas, actualmente en auge gracias a la difusión que hacen de ella diferentes gurús mediáticos y los fanzines que les apoyan, han sembrado el imaginario colectivo con falsas creencias que han culminado en movimientos tan populares como el antivacuna, poniendo en serio riesgo la salud de la sociedad (en algunos casos, incluso llevándolos a la muerte).

En la ponencia se abordarán éstos y otros muchos temas relacionados con las prácticas anticientíficas y el riesgo que supone para la salud abandonar los tratamientos terapéuticos efectivos y científicamente probados.

Julián Rodríguez conoce muy bien el mundo de los pseudoterapeutas, hasta el punto de que ha emprendido una cruzada legal contra la persona que acabó con la vida de su hijo por invitarle a que dejase el tratamiento quimioterápico prescrito por los oncólogos del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, lo que él mismo considera «intrusismo profesional y un delito contra la salud pública», puesto que compiten con las terapias científicas hasta el punto de ofertarse estudios en estas pseudodisciplinas.

Redacción

Sobre Redacción

Redacción de Utreradigital.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *